Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Diarios de vejez

Politicón
/ 14 noviembre 2018

    Abandonado del dios,

    el vino aún le susurra

    las palabras misteriosas,

    pero él ya no las escucha.

     

    El impuesto por vivir

    es elevado: deambula

    por calles abandonadas

    aun de la mala fortuna.

     

    Cómo lo hacen tropezar

    los bultos en la penumbra;

    aprontará por morir

    todavía más alta multa.

     

    Las borracheras en seco

    son una cámara acústica

    llena de voces de antaño,

    en las que el oído aguza.

     

    Rostros blandos, cadavéricos

    asoman desde esa bruma,

    cuerpos hechos como hongos

    con materia de la luna.

     

    La noche es un tribunal,

    cuántos recuerdos lo acusan

    como testigos pagados

    que no hubiese visto nunca.

     

    Siente que vivió de más,

    según el juicio columbra,

    pero a medias: cada etapa

    a la larga quedó trunca.

     

    Al azar urdió su historia

    como una trama confusa,

    escritor incompetente

    tras la libérrima pluma.

     

    Está en manos del azar

    la gente de baja cuna;

    de los grandes el destino

    directamente se ocupa.

     

    Penosamente una anónima

    existencia se consuma,

    en su memoria culpable

    a la que una brizna abruma.

     

    Tuvo azar y no destino,

    pero siente que una suma

    de crímenes en sus sienes

    gravemente se acumulan.

     

    El ventalle de esos años,

    cuando la prosa era música

    sopla como una revancha

    sobre el cúmulo de culpas.

     

    La responsabilidad

    moral de una vida insulsa,

    no es una piedra en el cuello

    sino una mosca que punza.

     

    Delirio de perfección

    que en todo pone repulsa,

    manía de puntualidad

    que condena lo que anuncia.

     

    Aunque el individuo apenas

    existe, cuánto acumula

    de escoria, cascajo, escombro

    para su alma insepulta.

     

    Susurro de la conciencia,

    los parlamentos que apunta

    repite al pie de la letra

    en el teatro de la culpa.

     

    (17/mayo/18)

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie