Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Provocación inadmisible

Politicón
/ 10 septiembre 2018

    Simplemente inadmisibles e inaceptables, las muestras de alta violencia con la que un grupo de jóvenes de los llamados "porros", cancela abrupta, impune y salvajemente, el libre y pacífico ejercicio de derechos de otros universitarios, que estaban expresando sus opiniones e inconformidades ante las autoridades universitarias dentro del campus central de CU.

    Indirectamente ha sido una afrenta para toda la comunidad y en general para toda la sociedad, porque también se han violentado nuestros derechos para convivir colectivamente en paz y sin temor; de ahí la gran respuesta de alumnos, académicos y trabajadores administrativos para repeler la violencia y la inseguridad.

    Estos hechos son inadmisibles por la violencia en sí y la flagrante vejación de derechos, pero también, porque es en el espacio universitario en donde debe prevalecer la razón, las ideas y los argumentos que posibilitan una sana convivencia dentro de la gran diversidad y pluralidad con la que se conforma nuestra comunidad. No es por la vía de los golpes como se dirimen nuestras divergencias y menos cuando se manipula a jóvenes agresores contra jóvenes agredidos.

    Nuestras discrepancias internas son parte de nuestra riqueza y de la gran inteligencia que aportan todos los días nuestros profesores e investigadores para transmitir o generar nuevos conocimientos en las diversas áreas de estudio que ofrece la Universidad a toda la nación.

    Con independencia de las acciones legales que se han emprendido contra las personas que resulten responsables por estos hechos, creo que seguirá siendo el diálogo respetuoso, tolerante e incluyente, la principal herramienta con la que se habrán de alcanzar los acuerdos necesarios dentro de las diversas instancias universitarias, para que se haga un frente común contra el porrismo que intimida y que condiciona nuestra paz y convivencia civilizada. Claro está que, sin el apoyo externo del Estado, poco o nada se va a lograr, dado que la Universidad no cuenta con facultades de ley, para ejercer el monopolio del uso de la fuerza coactiva contra quien cometa un delito, por la simple razón que sus fines son de otra naturaleza, como lo es la educación e investigación universitaria, así como la difusión de la cultura.

    Las sanciones penales en contra de los golpeadores que fueron captados por cámaras deben de ser inmediatas y proporcionadas con el daño causado, con todos los agravantes que la ley considera. Dejar sin sanción a quienes en flagrancia han sido señalados como responsables directos de generar actos tan violentos dejaría una gran frustración social por la impunidad e injusticia con la que las instancias de procuración, desatienden los asuntos de su competencia en la persecución del delito. Hay delitos claramente documentados que deben ser resueltos. Sin más.

    En los momentos en donde hay la intención por provocar y desestabilizar a la Universidad, debemos de estar unidos y organizados, para resolver con nuestros propios medios y con nuestra legislación interna, los desafíos que se presentan en lo inmediato y que son notoriamente ajenos a los principios e intereses de la Universidad.

    Espero que, con prudencia, con las experiencias que hemos tenido, no caigamos en ninguna provocación o trampa que nos quiera dividir y enfrentar. Esto únicamente favorecería los apetitos de los que buscan cancelar la buena marcha que lleva al día de hoy la Universidad Nacional Autónoma de México. No lo permitamos.

    Post Scriptum. No veo cómo explicar a mis alumnos de la UNAM y del ITAM, con la Constitución en mano, cómo es que un gobernador astuto y con mucho poder puede ostentar al mismo tiempo, dos cargos de elección popular, con mandatos empalmados y diferenciados. Después de 23 años de dar la misma clase, ahora no sé cómo explicar la división de poderes y la no concentración del poder en unas manos. No sé

    @Jorge_IslasLo

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

    Anuncio
    Anuncio
    Anuncio