Que acabe junio ya

Politicón
/ 22 junio 2016

    Andrés Massieu Fernández es el Coordinador General de Política y Gobierno de la Presidencia de la República. 

    El portal de Internet de la Presidencia dice, sobre su puesto: “Encargado de atender las relaciones interinstitucionales con los sectores público, político, social y privado; así como de mantener comunicación con las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para dar seguimiento a los acuerdos e instrucciones del Presidente de la República”. 

    El lunes publicó en su cuenta de Twitter, @AndresMassieu, un mensaje que duró poco y borró: 

    —Junio fue un mal mes para México, pero ya está por acabar. 

    Lo hizo luego del 7 -0 en el que perdió la Selección Nacional ante Chile. 

    Me quedé pensando que era cierto… en parte. Junio definitivamente fue un mes horrible para el PRI, más que para el país. 

    El viernes 3, dos días antes de las elecciones para renovar 12 gubernaturas, la Fiscalía Anticorrupción del gobierno de Nuevo León, encabezado por Jaime “El Bronco” Rodríguez, anunció que embargaban diversas propiedades del exgobernador Rodrigo Medina como parte de una investigación por malversación de fondos. También sancionaría a 5 e funcionarios de esa administración. 

    El 5 de junio, el tricolor recibió un verdadero portazo al perder 7 gubernaturas: Quintana Roo, Durango, Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua, Aguascalientes y Puebla. 

    En este mes no se aprobó la iniciativa ciudadana #3de3 que tanto escozor les provoca a diversos sectores priístas (también de otros partidos, la verdad). De hecho, se aprobó lo contrario, en lugar de que los funcionarios públicos tuvieran la obligación de presentar tres declaraciones, ahora seremos los ciudadanos (si es que accedemos a algún tipo de dinero público que puede ser desde una beca o un programa social). 

    También ha sido un pésimo mes para el peso mexicano frente al dólar. Ya rebasó los 19 pesos. Hace un año estaba en 15.65 por dólar. 

    Para colmo, supongo, está Nochixtlán, donde seguimos sin saber a ciencia cierta qué pasó o al menos quiénes fueron los que emitieron el primer disparo. 

    Estábamos a horas de que el PRI recibiera otro revés: la renuncia de Manlio Fabio Beltrones, que a muchos tomó por sorpresa. Un hombre tan cuidadoso de las formas no esperó a estar frente al órgano formalmente instituido para recibir su “adiós” y lo adelantó con fuertes críticas. 

    Beltrones, viejo lobo de mar, no esperó a ser corrido o cuestionado y dio el primer golpe. Ahora podrá decirse que es el priísta crítico. Fíjese que inteligente. Vaya que comprende el valor de retirarse a tiempo (¡hasta le pidieron que se quedara!). Destaco tres párrafos de su discurso: 

    —Estamos obligados, como nunca antes, a escuchar la voz y reclamos de los ciudadanos, de todos ellos, votantes priístas o por otros partidos, que exigen mejores resultados en sus gobiernos y combate a la corrupción e impunidad, dondequiera que esta se encuentre. 

    —Hay que decirlo fuerte y claro; en muchos de los casos los electores dieron un mensaje a políticas públicas equivocadas o a políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable. Sus respectivos partidos recibieron la sanción de una ciudadanía vigilante que premia o castiga con su voto. Es oportuno parafrasear a Luis Donaldo Colosio: “lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten”. (¿Me están oyendo, Duartes y Borge?) 

    —Es urgente y prioritario, que reforcemos la rendición de cuentas de los servidores públicos, legisladores y gobernantes que emanan de las filas del PRI, que oigamos y atendamos las demandas de castigo a la corrupción y a la impunidad. 

    Casi al mismo tiempo, una gobernadora priísta (bueno, la única que hay), pero curiosamente también de Sonora, exigía al gobierno que también actuara contra la corrupción en su Estado. Claudia Pavlovich hizo pública una carta que le escribió a Arely Gómez pidiendo que siguiera delitos presuntamente atribuibles a su antecesor: el panista Guillermo Padrés

    En su mensaje, que hasta ayer tenía 2 millones y medio de reproducciones, dicen que ha colaborado con las autoridades federales; pero no ven claro sus respuestas a varias averiguaciones previas. 

    —Exijo la certeza de que no habrá impunidad y recibiremos la justicia que necesitamos. Estamos a casi un año de haber emprendido el camino de la legalidad, caiga quien caiga. 

    ¿Saldrán los panistas a defenderlo? 

     http://twitter.com/kdartigues