Mi Oscar está junto a la batidora:Kevin Spacey

Show
/ 22 septiembre 2015

    Ganador de dos Oscar -al mejor actor por "American Beauty" (1999) y al mejor actor de reparto por "The usual suspects" (1995)- Spacey dijo que todavía no ha realizado su película favorita ni interpretado al personaje de su vida, que espera que "esté por llegar".

    Avilés, España.- El actor Kevin Spacey dijo hoy, durante una charla con estudiantes en la localidad española de Avilés (norte), que guarda su Oscar junto a la batidora y que no liga más por ser actor.

    Ganador de dos Oscar -al mejor actor por "American Beauty" (1999) y al mejor actor de reparto por "The usual suspects" (1995)- Spacey dijo que todavía no ha realizado su película favorita ni interpretado al personaje de su vida, que espera que "esté por llegar".

    Relajado y divertido, el actor aseguró que lleva bien la fama y a los seguidores, aunque bromeó al asegurar que "las españolas están locas" y añadió que "es fantástico" que te paren admiradores por la calle, aunque no tanto "cuando estás en una discoteca algo borrachillo".

    El protagonista de "American Beauty" explicó que, al contrario que otros actores, él no utiliza el método, y cuando termina la actuación le gusta "colgar el personaje junto con el vestuario".

    Así, bromeó con lo "loco" que sería permanecer demasiado tiempo, por ejemplo, en el papel de asesino en serie que interpretó en "Seven" (1995).

    Lo mejor del acto interpretativo no es tanto los aplausos, como "el silencio" que se crea en algunos momentos en los teatros, "que es cuando vemos que el público se convierte en una única persona, eso es lo más importante".

    Spacey dijo que es "muy afortunado" por el éxito obtenido en su profesión, que fue más allá de las expectativas que tenía al comienzo, cuando "soñaba todo el tiempo con ser actor".

    Además, aseguró que se siente más cómodo en el teatro, "que es más orgánico", que en el cine, porque aporta "más pasión y más energía a la gente"