Los poemas de una existencia que trasciende: Conmemoran el Centenario Luctuoso de Ramón López Velarde

Artes
/ 21 junio 2021

El evento se desarrolló como un diálogo sobre el legado del poeta zacatecano y los distintos aspectos de su vida y obra sobre los cuales casi no se habla

El 15 de junio de 1888, en Jerez, Zacatecas nació Ramón López Velarde, uno de los más grandes exponentes de poesía que México ha brindado al mundo. En vida solo publicó los libros “La sangre devota” (1916) y “Zozobra” (1919), aunque de manera póstuma se suman “El minutero” (1923), “El son del corazón” (1936), “Don febrero y otras prosas” (1952). Este autor también se destacó por sus contribuciones a la poesía, fue político en sus textos, crítico, religioso y erótico y su participación como militante intelectual en la Revolución Mexicana quedó plasmada en su obra.

Esto es solo una pizca de lo que buscaron destacar y reflexionar al respecto en el evento que se llevó a cabo el pasado sábado 19 de junio en el Centro Cultural Vito Alessio Robles (CECUVAR) como parte de sus Jornadas Velardeanas, en el marco del centenario luctuoso del poeta zacatecano.

La velada contó con la participación de la poeta y promotora cultural Cynthia Rodríguez Leija, el también poeta Víctor Palomo quien fungió y la escritora y locutora Luz María Fuentes de la Peña, quienes dieron lectura a algunos de los textos de López Velarde.

$!Los poemas de una existencia que trasciende: Conmemoran el Centenario Luctuoso de Ramón López Velarde

A la par se desarrolló una mesa de diálogo presidida por el escritor y periodista Alejandro Pérez Cervantes, además del historiador Carlos Recio Dávila y la propia directora del CECUVAR, la maestra e investigadora Esperanza Dávila Sota.

Recio fue quien abrió el dialogo introduciendo la importante trayectoria de Ramón López Velarde, cómo su vida y sus obras estuvieron reflejadas por el periodo de la lucha armada de México, y su muerte presentó el primer año de México revolucionario.

“Ramón López Velarde muere en un pequeño departamento de la Ciudad de México de neumonía y finalmente muere joven pero quizá la belleza radica, así como en las flores de las plantas del desierto justamente en la brevedad de su vida que le permitió crear poemas”, expresó el historiador.

Seguido, Rodríguez Leija, tomó el micrófono para recitar piezas de la obra de “La sangre devota”, en específico los poemas “Del Pueblo Natal”, “El Piélago Veleidoso” y “Tus Ventanas”.

A continuación Pérez Cervantes definió al poeta Ramón López Velarde como “el padre soltero de la poesía mexicana” y estableció una relación entre el propio López Velarde y el saltillense Otilio González, a quienes describió como “iconos representativos de la época contemporánea como lo fue Franz Kafka”. Habló también de las representaciones eróticas y religiosas que inundaban en sus poemas, dándole un toque “atrevido” para su época, así como las coincidencias que acuden en sus vidas, como sus estudios, trayectoria, y muerte.

Después, el poeta Víctor Palomo recitó “El mendigo”, “Hormigas”, “Mi corazón se amerita” del libro Zozobra (1919), antes de ceder el micrófono a Dávila Sota, quien habló de la faceta poco conocida de López Velarde como revolucionario, partidista y panelista sobre lo que “poco, muy poco se habla de esto”. Habló además de su importante obra, “La Suave Patria”, la cual fue “publicada apenas dos meses antes de su fallecimiento y que puso a su autor en el pedestal del poeta nacional por excelencia” agregó. 

Indicó que López Velarde escribía y “ponía su amor por México”, añadió: “pone su amor por el México lleno de Zozobra y el México que le tocó vivir, en ese México está el poeta virtuoso, el pecador y el genio nacional del político apasionado que apenas rozaba los 21 años”. Menciono también que el poeta, es el máximo exponente filosófico gracias a sus temas católicos, de provincia y su amor por la mujer, agradeció la participación de los asistentes del evento en especial a Pérez Cervantes y a Carlos Recio.

En seguida Luz María Fuentes deleitó con el poema “No me condenes”, además de “El Ancla” y “El Retorno Maléfico”, seguida de una sesión de preguntas y respuestas donde cerraron Pérez Cervantes y Dávila Sota, recomendaron algunos poemas del autor.

“La poesía ya no se estudia como antes, la ‘Suave Patria’ ya no la conocen los más jóvenes y el nombre de Ramón López Velarde, tampoco”, concluyó la directora del CECUVAR, y destacaron que este autor, del que se conmemoran cien años de su muerte, fue “uno de los poetas más estudiados” del país.