Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Elisa y Marcela

Cine
/ 15 junio 2019

    El fin de semana pasado se realizó en Saltillo la décima Marcha del Orgullo Homosexual que este año llega su aniversario 50 a raíz de los disturbios de Stonewall, Nueva York, en junio de 1969.

    Justo para la ocasión, la plataforma de Netflix estrenó a nivel mundial el pasado viernes 7 de junio “Elsa y Marcela”, la más reciente película de la cineasta española Isabel Coixet (“De Libros, Amores y Otros Males”) que a su vez tuvo su premiere mundial en el marco del Festival Internacional de Cine de Berlín de febrero pasado donde estuvo nominada tanto al premio principal del evento, el Oso de Oro, así como al premio Teddy al mejor filme de temática homosexual ya que está inspirada en la historia real de Elisa Sánchez Loriga (Natalia Loriga) quien en el año de 1901 bajo la falsa identidad de Mario Sánchez se casa en La Coruña, España, con su amante de 15 años Marcela Garza Ibeas (Greta Fernández).

    “Elsa y Marcela” inicia de hecho en una provincia de Argentina en el año de 1925 cuando una madura Marcela recibe la visita de una misteriosa mujer, y acto seguido nos remontamos a La Coruña de finales del siglo 19 cuando Elsa estudia en un colegio de monjas al que llega a estudiar Marcela, y desde el momento en que a pesar de que Elisa es sobrina de la directora despotrica en contra de la religión y las monjas Marcela descubre tener muchas cosas en común con ella momento se quedan atraídas la una por la otra en medio de los reproches sobre todo para Marcela, amistad que por lo mismo molesta a su exigente padre (Francesc Orella, protagonista de la serie catalana también de Netflix “Merlí”) para quien las mujeres si estudian como su hija deben hacer solo “lo justo” y no “demasiado”.

    Y no solo eso: después de que el padre de Marcela le dice que la mujer que no se embaraza “se le hincha el estómago” la hace abandonar el colegio y es por ello que la reunión de Elisa con Marcela se da hasta precisamente el año de 1901 cuando ya convertidas las dos en maestras se deciden a vivir juntas y ante el inicio de chismes y bullying por la sospecha de su relación lésbica es que ambas deciden embarcarse en el engaño que las lleva al altar como un supuesto hombre y una mujer con las consecuencias no muy afortunadas que ello conlleva.

    Basada en un ensayo literario de Narciso de Gabriel, además de contar con una talentosa mujer como Isabel Coixet en la silla del director tiene en la mayor parte de los puestos importantes tras las cámaras de “Elisa y Marcela” talento primordialmente femenino entre el cual se destacan la bella fotografía en blanco y negro de Jennifer Cox así como la música de Sofía Oriana Infante, y volviendo al contexto de celebración que se vive en relación al mes del orgullo gay es un trabajo relevante por invitarnos a la reflexión a través de este relato inspirado en un hecho real tanto en los avances, como también los estancamientos, para con la comunidad LGBTTTI sólo por ejercer el amor alterno a lo que la sociedad o ciertos grupos de ella consideren es “correcto” o “normal”.

    Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS

    Newsletter Vanguardia

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

    Anuncio
    Anuncio
    Anuncio