Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

En entretenimiento, Saltillo, ¿una plaza de tercera?

Show
/ 18 septiembre 2019

A pesar de que en 2019 la capital coahuilense ha recibido a grandes personalidades, la ciudad siempre ha sido considerada una plaza difícil, no solo por el público, sino también por la falta de espacios para realizar conciertos


Por: Itzel Roldán / Nidia Martínez 

Reagendar presentaciones o cancelar eventos de un momento a otro son  algunas de las consecuencias de que exista baja venta de boletos en Saltillo, una plaza catalogada por algunos organizadores como “de tercera” en el área de entretenimiento. Las causas de una oferta poco atractiva, son diversas, como la falta de recintos adecuados para conciertos de gran magnitud y un público acostumbrado a presentaciones gratuitas. VANGUARDIA entrevistó a los empresarios locales Rodrigo Arizpe de 4.40 Conciertos, y Pepe González, organizador del Festival Zapal, quienes nos dieron su opinión sobre el público, la cartelera y los espacios que la capital coahuilense ofrece para conciertos y hasta festivales. Según Arizpe, hace 10 años Saltillo se consideraba dentro de las Plazas C (que no es rentable), situación que provocó que los empresarios no la tuvieran dentro del radar, lo que considera que está cambiando.

PÚBLICO

De acuerdo con una encuesta realizada por VANGUARDIA del 21 de abril al 16 de mayo del 2019 a 262 personas mayores de 18 años de edad, residentes de Saltillo, el 39 por ciento considera que son suficientes los conciertos en la ciudad, mientras que un 58 por ciento cree que son insuficientes y un 3 por ciento más o menos.

Por otra parte, al preguntarles a los saltillenses sobre los costos de los eventos, el 47 por ciento los consideró accesibles, mientras que el 50 por ciento asegura que son inaccesibles y un 3 por ciento más o menos. 

ESPACIOS 

Algunos de los recintos utilizados en los últimos años para conciertos y presentaciones son: Lienzo Charro Prof. Enrique González, Estadio de Beisbol Francisco I. Madero, Hacienda El Mimbre, Terrenos de la Expo Feria, Auditorio del Parque de las Maravillas y la Plaza de Armas. 

Saltillo compite directamente con ciudades como Monterrey y Torreón, en donde existen recintos como la Arena Monterrey, el Auditorio Citibanamex, el Parque Fundidora, el Estadio Universitario y el Showcenter Complex, así como el Coliseo Centenario de Torreón.

Los recintos de Monterrey y Torreón pueden albergar de 8 mil a 17 mil 599 personas sentadas. El Coliseo Centenario ofrece 8 mil 500 asientos, mientras que el Parque las Maravillas en Saltillo tiene 2 mil 703 butacas.

$!En entretenimiento, Saltillo, ¿una plaza de tercera?

OFERTA

En 2017 Alejandro Fernández logró reunir a más de 8 mil personas, en el Estadios de Beisbol Francisco I. Madero, un espacio que albergaría este año un concierto de Luis Miguel, sin embargo, la fecha se empalmó con la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol de los Saraperos. 

El estadio, por la falta de estacionamiento y los pocos accesos, hicieron del concierto del Potrillo un viacrucis para los asistentes.

VANGUARDIA platicó con los empresarios locales, Pepe González y Rodrigo Arizpe, quienes se han dado a la tarea de traer a Saltillo espectáculos de calidad, el primero con el Festival Zapal, y el segundo con presentaciones de músicos de la talla de Emmanuel y Mijares, y Alejandro Fernández. Ésto fue lo que nos contaron sobre el público de Saltillo, la falta de un espacio especial para conciertos que albergue a grandes personalidades, lo que toman en cuenta para traer su oferta musical, así como sus mejores y peores experiencias.

$!En entretenimiento, Saltillo, ¿una plaza de tercera?

Pepe González / Organizador Zapal

-¿En qué se basan o qué toman en cuenta para traer a los grupos del Zapal?-

“Nosotros somos diferentes a todos los demás eventos de Saltillo porque se trata de uno solo, nosotros somos un festival que año con año se hace, para nosotros realmente nuestra organización es un grupo de amigos que empezamos haciendo un festival con la visión de Poncho Domene que dijo '¡vamos a hacer un festival en Saltillo', y nosotros no teníamos ni patrocinadores, ni venta de boletos, nada, tratamos de conseguir en el primer año los grupos más baratos, en este caso eran amigos de nosotros como Los Claxon, El Gran Silencio, también vino Plastilina Mosh, y todos lo demás lo rellenamos con grupos locales, para nosotros fue un experimento ese primer año. El segundo año dijimos '¿quién no ha venido a Saltillo y qué presupuesto tenemos?', al contrario de todos los eventos, somos un festival que dura de la una de la tarde a las dos de la mañana, hacemos todo un concepto y elegimos a los grupos en base a lo que la gente nos está pidiendo, muchas veces en redes sociales vemos la oportunidad de traer artistas que no han venido a Saltillo, Molotov tenía mucho tiempo sin venir, trajimos a El Tri, a Café Tacvba este año, buscamos traer a Caifanes que tenía casi 28 años de no venir a Saltillo”.

-De acuerdo a lo que has visto, ¿Cómo describirías al púbico saltillense?-

“Somos, y me incluyo, un público dificil, somos un público que a lo largo de muchísimos años hemos tenido gobiernos paternalistas, por decirlo así, que nos traían a Café Tacvba la Plaza de Armas, o sea al empresario de esta rama le es muy difícil traer a un artista y que le compren el boleto porque vino hace dos años a Plaza de Armas, entonces para todos esos empresarios es difícl, y el público saltillense estamos adecuados a tener al alcance a los artistas de manera gratuita, como pagar 30 Pesos y ver a Pesado, al Duelo o a La Leyenda 8Feria de Saltillo), el público estamos muy mal acostumbrados por eso, ah pero sí vamos a Monterrey y pagamos 4 mil pesos para ver a Cfé Tacvba sin chistar. Entonces, eso es lo que tratamos de hacer nosotros con el resto de la República, decirles 'vengan a Saltillo, visítenos, la ciudad tiene muchas cosas que ofrecery a parte está este festival (Zapal).

“En todos lados se hace (conciertos gratuitos), lo que pasa es que no había empresarios en Saltillo que se aventaran el tiro de traer grandes grupos, entonces nosotros como público nos empezamos a acostumbrar a lo que nos trajera gobierno ¿no?, es una costumbre que tenemos, de mejor si quieres ver a un grupo estadounidense vas a Monterrey, y para el empresario aventarse el tiro de traer a un artista grande y que no se le vaya a llenar es una pérdida muy grande de dinero, es difícil, el entretenimiento aquí en Saltillo es difícil pero no es problema de gobierno, sino la falta de oportunidades que se pudieron haber abierto para los empresarios”.

-Sobre los espacios en la ciudad, ustedes encontraron Hacienda el Mimbre, ¿Qué me puedes decir al respecto?-

“Nosotros estamos encantados con el lugar, los primeros años nos quedó grandísimo, fue poca gente, es una de las características del lugar, tiene muy buenas instalaciones, tiene muy buenas entradas y salidas, estacionamientos, acceso, rutas urbanas que llegan hasta allá, tiene todo lo que estábamos buscando, y cuando hicimos el primer evento nos quedó muy grande, dijimos '¿cómo vamos a llenar este lugar?'. Este año tuvimos que abrir la parte de abajo en donde está el pasto porque ya no cabía la gente, para nosostros fue todo un deleite eocntrar este lugar, ha habido otros festivales y conciertos ahí, y para nosotros es mejor, apoyamos a todos lo que quieran hacer algo así, buscamos que les vaya bien porque nos da la certeza de que la gente en Saltillo está cambiando un poquito la forma de pensar que es lo que estábamos buscando”.

-¿Qué crees que haga falta en Saltillo para que se sigan haciendo eventos del tipo?-

“Yo creo que realmente faltan empresarios necios como nosotros, los primeros tres años perdimos dinero, y dijimos '¡tenemos que hacerlo funcional!', el cuarto año ahí va... somos un grupo de amigos muy necios que queremos ver que crezca Saltillo en ese ámbito, sabemos que la gente está ahí y sabemos que podemos cambiar, las nuevas generaciones traen un chip muy diferente al de nosotros, y a los chavos les pusimos este año tres escenarios, hubo música electrónica, pusimos el escenario mayor, el otro escenario que también era gigante, trajimos a Poncho de Nigris, a Mau y Ricky, o sea tratamos de darle un poquito más de énfasis ya no a la gente de mediana edad, sino a los chavos y nos funcionó perfecto. Cuando me dijeron que iban a poner meditación y reiki y yoga yo dijo 'eso qué' y funcionó bastante. Vamos todos de la mano y tratando de cambiar la mentalidad del saltillense”.

$!En entretenimiento, Saltillo, ¿una plaza de tercera?

-¿Cómo ves a los géneros en Saltillo?-

“Estamos convencidos y este año nos convencimos más bien, de que hay música para todos. En Saltillo hay gente que fue a ver a Poncho, otros a Pepe Madero, a Djs, a La Leyenda,  y la verdad es que hubo gente para todos, hicimos un poquito de movimiento y tuvimos casi el doble de personas que el año pasado y eso indica que a la agente le está buscando y va gente que no tiene la oprtunidad de ver este tipo de espectáculos en un festival, estamos encantados y lo vamos a seguir haciendo, vamos a seguir metiendo diferentes géneros. Estuvo Alemán con trap que atrapó al gente, subió un post a su instagram y tenía en menos de una hora 27 mil likes, lo que creemos como festival es que no ha habido alguna oportunidad de que ellos se presenten en Saltillo”.

-Tu peor experiencia en el Zapal-

“Definitivamente es la amenaza de lluvia siempre. Por las fechas en que hacemos el Zapal, la lluvia nos puede tirar el festival, es lo más tenebroso. Nunca hemos tenido peleas adentro, lesionados, nunca se ha caído nada, la gente se comporta muy bien. El festival está hecho para que vayan desde niños hasta gente mayor, tenemos áreamos para discapacitados, tenemos muy bien protegida esa parte”.

-Tu mejor experiencia con el Zapal-

“Es cuando se acaba cada uno, cuando cerramos la puerta y quedamos nada más la gente que trabajamos ahí, y nos damos por servidos, y decimos este año fue mejor, y eso es lo que nos impulsa a hacerlo cada año, es la parte más satisfactoria de hacer un festival “.

Rodrigo Arizpe / 4.40 Conciertos

-¿Qué es lo que tomas en cuenta para traer artistas a la ciudad?-

“Definitivamente en el costo del sub para poder determinar la capacidad que necesitamos en el venue o el reciento donde vamos a presentar el show, y poder hacer alguna corrida financiera porque creo que el promedio de consumo decente al mes de entretenimiento es de 750 pesos por persona y es tratar de ajustar que nuestro ticket promedio no sobrepase esa cantidad”.

-¿Cuál es tu opinión de los espacios disponibles en la ciudad para conciertos?-

“No existe un lugar en Saltillo específicamente para organizar conciertos, esa es la realidad. Existe une Estadio de Beisbol Fco. I. Madero, existe un Lienzo Charro, y un auditorio Parque las Maravillas que creo no cumple con lo necesario, a qué me refiero, a que los lugares quedan muy lejos del escenario, la ubicación creo que no es al adecuada y por alguna razón no se ha acreditado como lo que debiera ser”.

-¿Por qué no se ha construído un lugar para conciertos, si sí tenemos constante visita de músicos y artistas a la ciudad.?-

“Esto de las constantes visitas de artistas creo que es reciente. Saltillo hace diez años estaba considerado en las Plazas C, así le llaman los mánagers, no estaba dentro de las rutas de los artistas, hoy en día te puedo decir que sí, porque ir a Monterrey a un concierto, aún que haya autopista, ya te lleva más de una hora u hora y media llegar a la Arena Monterrey, el costo, el riesgo de la carretera... eso ha abierto la pista a que Saltillo sea considerada una plaza importante para hacer este tipo de presentaciones, también te puedo decir que es parte de una labor que hemos estado haciendo nosotros de entablar conversaciones directas con los promoteres de artistas que son Seitrack y Westwood, para que volteen a ver a Saltillo, y se han sorprendido de la respuesta, sí ha habido casos en que bueno pues la espectativa era muy gande y no se cumple, yo lo atribuyo a que preciasamente no tenemos un recinto especial para presentar este tipo de conciertos. Según estudios que se han hecho, si hubiera un lugar adecuado, techado, acondicionado, con asientos asegurados, incrementarían un 40 por ciento las ventas o la asistencia a los conciertos en Saltillo.

“Respecto a los recintos, sí ha habido interés, sí sé de algunos empresarios interesados en ver la posibilidad de crear un complejo multiusos, es bien importante que se tome en cuenta la iniciativa privada, por que sé que hay un proyecto de gobierno, no es específicamente un recinto para conciertos, se habla más bien de un centro de convenciones, que sí lo necesita la ciudad, pero creo que sí necesitamos un centro de espectáculos, un centro multiusos con capacidad mínima de 7 mil personas para abarcar los conciertos grandes y tener un costo de boleto accesible, pero sí sería bien importante que acercaran a la iniciativa privada o al menos a los empresarios que nos dedicamos a hacer conciertos porque sabemos desde la altura de los soportes, los accesos o la cantidad de tráilers que vienen, la gente que asiste en coche o en uber, esas son cosas que luego no se toman en cuenta y nos terminan afectando a nosotros”.

-De acuerdo a tu experencia, ¿Cómo calificas al público de Saltillo?-

“Somos un público exigente, no somos un público difícil, como se dice, al contrario somos un público bien noble pero a la vez somos exigentes, exigimos un espectáculo de calidad, e insisto mucho, no quiero sonar reiterativo pero la gente sí necesita un lugar donde sentarse a ver un concierto cómodamente, que estén adecuados los accesos, los baños, la ubicación del lugar, que en mi caso el que mejor me ha funcionado es el Lienzo Charro, aún que, por ejemplo, tiene 950 sillas, y todo lo demás son gradas, ni siquiera son butacas, y la parte del ruedo se tiene que acondicionar con sillas, en el caso de Morat y Sebastián Yatra van de pie, y yo creo que eso es lo que exige la gente, un lugar que valga la pena de acuerdo a lo que están pagando, por la producción que es donde nos hemos esforzado nosotros, que tengan el mismo nivel que tienen en Monterrey”.

-¿Crees que a ti te afectan los conciertos gratuitos que trae gobierno?-

“Me atrevo a decir que sí afecta, y tuve oportunidad de platicarlo con gente de gobierno, ahora que viene Carlos Rivera al Festival Julio Torri entramos la inciativa privada ahí, ellos estaban un poco inquietos como el tema de cobrar, yo lo que les decía en mi experiencia propia es que yo honestamente cuando sé que viene un artista gratis no se me antoja ir porque no sé ni donde me voy a sentar, no tengo un lugar asegurado, aunque pagues, pero tienes ese lugar asegurado aumentaría la afluencia de gente y lo comprobamos con Carlos Rivera, con el apoyo de gobierno logramos dar un precio muy accesible y eso repercutió que en media hora vendimos todo el VIP y el Preferente, nada más quedan generales, eso no había pasado en Saltillo en mi experiencia de 18 años de hacer conciertos , fue una reacción positiva. Definitivamente nos afecta cuando se hacen conciertos gratis, nos afecta en dos sentidos como empresarios de espectáculos y como ciudadanoa, porque al final nuestros impuestos se van a pagar un espectáculo que hoy en día no son baratos, y no hay un ingreso de recuperación, y son costos altos. Como empresario afecta porque la gente se acostumbra a ver un espectáculo gratis y de verdad que no nos ayuda eso”.

-¿Cómo ves a los géneros en la ciudad, por ejemplo el pop vs. el grupero-

“Saltillo lo que tiene es que la gente que le gusta música grupera, desde Duelo, Intocable o Pesado puede asistir sin problemas a un concierto de Emmanuel y Mijares, o de Alejandro Fernández, y de Reik. Sí creo que en Saltillo hay mucha diversidad respecto a los géneros musicales, creo que la tendencia de antes estaban muy establecidos los conciertos gruperos y eran los que más destacaban, creo que se ha ido emparejando un poco en porcentajes, yo siento”.

-Tu peor experiencia trayendo eventos a la ciudad-

“No tengo una presente, porque de todas hemos aprendido, cada concierto es un concierto diferente, es un público diferente, un artista y unos requerimientos diferentes. Te puedo decir que el más complejo de organizar fue el de Alejandro Fernández, por la adecuación del estadio, de camerinos, de proteger el campo, el acceso de los tráilers para no lastimar el campo... ese ha sido nuestro concierto más complejo”.

-¿Y la mejor?-

“Definitivamente fue con Morat, que asistieron niños desde cinco años y pude ver la emoción de estar en un concierto y vivir la experiencia junto a sus papás, de verdad que fue muy gratificante con nosotros”.

 

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio