La pandemia de coronavirus: Algunos poco conocidos hechos sobre el COVID-19

Bienestar
/ 19 marzo 2020

El año 2020 no ha comenzado exactamente con una nota positiva. La propagación del nuevo coronavirus, que se originó en China, se perfila como una pandemia de proporciones peligrosas y la amenaza de la enfermedad está causando pánico generalizado en todas partes

A pesar de que el nuevo coronavirus está en las noticias cada minuto del día en este momento, hay varias ideas falsas y hechos desconocidos sobre el virus entre la gente común. El primer error que debes eliminar es que el coronavirus no se llama COVID-19. De hecho, COVID-19 (o nuevo coronavirus de 2019) es el nombre de la enfermedad causada por el virus. Es ese virus en particular el que se ha denominado SARS-CoV-2 (coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo). En pocas palabras, esta es una nueva cepa del coronavirus.

Como la mayoría de nosotros, es probable que sigas con atención las actualizaciones periódicas sobre la propagación de COVID-19. Estos son algunos hechos poco conocidos sobre el nuevo brote de coronavirus de 2019, algunos importantes y otros interesantes, que definitivamente debes conocer.

El científico denunciante murió por COVID-19

¿Conoces el nombre de Li Wenliang? Deberías. Él fue el médico que intentó hacer sonar una advertencia sobre el brote de COVID-19. Fue un oftalmólogo, nacido en Beizhen, China. Li envió un mensaje a un grupo de colegas médicos advirtiéndoles sobre la posible aparición de una enfermedad que se parecía mucho al síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en Wuhan, donde trabajó. Estaba destinado a ser un mensaje privado para sus colegas médicos. Sin embargo, unos días más tarde, Li fue convocado a la Oficina de Seguridad Pública en Wuhan y se le hizo firmar una declaración donde su advertencia fue reclamada como un rumor infundado e ilegal.

Como se descubrió más tarde, Li fue una de las primeras personas en reconocer el brote del nuevo coronavirus de 2019. Desafortunadamente, el 7 de febrero de 2020, Li murió después de contraer la enfermedad de la que había tratado de alertar a sus compañeros de la Escuela de Medicina. El joven médico tenía 33 años y la noticia de su muerte provocó un gran aumento de emoción en China. Li, de hecho, ya se había convertido en un héroe antes de su muerte después de que se supo de su trato por parte de las autoridades.

“No olvidaremos al médico que habló sobre una enfermedad llamada rumor”, comentó un comentarista en respuesta al anuncio del hospital sobre la muerte de Li Wenliang.

$!La pandemia de coronavirus: Algunos poco conocidos hechos sobre el COVID-19

Es poco probable que un cubrebocas simple te proteja de COVID-19

El susto del coronavirus ha llevado a un rápido aumento en las ventas de cubrebocas en todo el mundo por razones obvias. Sin embargo ¿puede un cubrebocas protegerte de COVID-19? Existen ciertos modelos (como el N95) que son respiradores profesionales ajustados y ofrecen protección a los trabajadores de la salud, ya que atienden a pacientes infectados.

Sin embargo, usar máscaras quirúrgicas desechables livianas no le hará mucho bien al público en general. En primer lugar, no se ajustan bien. Más importante aún, pueden dejar que pequeñas gotas infectadas encuentren su camino hacia la nariz, la boca o los ojos. Además, las personas que tienen el virus en sus manos pueden terminar tocándose la cara debajo de la máscara y, por lo tanto, corren el riesgo de infectarse.

Los cubrebocas desechables serán buenos para las personas con enfermedades respiratorias, ya que eso reducirá sus posibilidades de infectar a otros. Sin embargo, ten en cuenta que abastecerte de estas máscaras hará que sea más difícil para los pacientes enfermos y los trabajadores de la salud obtenerlas.

Más de 60,000 personas ya se han recuperado

Han pasado unos cuatro meses desde que COVID-19 crió por primera vez su peligrosa cabeza. Si bien no es aconsejable entrar en modo de pánico aún acerca de esta nueva epidemia, no podemos negar lo peligroso que ya ha sido.

Cada muerte por el virus es, por supuesto, desalentadora. Sin embargo, también se debe tener en cuenta que, de los casos reportados, un buen porcentaje de las personas ya se han recuperado de la enfermedad. Esta es una buena señal y muestra que las posibilidades de recuperación de las personas afectadas por el nuevo coronavirus de 2019 son bastante altas. Por lo tanto, mantente seguro y también positivo.

Puedes tener COVID-19 incluso después de sobrevivir al primer encuentro

La parte aterradora de la nueva cepa de coronavirus es que es posible que no estés a salvo incluso después de sobrevivir al primer encuentro. Recientemente, una mujer japonesa dio positivo por coronavirus por segunda vez. Las autoridades han dicho que este es el primer caso como èste en Japón.

La mujer, de unos 40 años, trabaja como guía de autobús turístico y es residente de Osaka en el oeste de Japón. Ella dio positivo por primera vez en enero de 2020 y fue dada de alta del hospital después de recuperarse unos días después. Desafortunadamente, fue diagnosticada con COVID-19 nuevamente.

También se han reportado segundos casos de prueba positivos en China, y queda por ver si se encuentran casos similares en otras partes del mundo.

China ha anunciado una prohibición de su comercio de animales salvajes

Los científicos creen que la nueva cepa de coronavirus se originó en los mercados de animales salvajes en China. Los murciélagos se consideran anfitriones naturales de estos virus, mientras que las serpientes y los pangolines también se sospechan de la misma. Obviamente, esto ha puesto en el centro de atención el comercio de animales salvajes de China por todas las razones equivocadas. Lo que empeoró las cosas fueron las imágenes de animales enfermos y poco saludables en estos mercados junto con videos sombríos de murciélagos hervidos vivos en ollas de sopa. Esto provocó una indignación generalizada en las redes sociales, ya que las imágenes coincidieron con el virus que extendió sus tentáculos por todo el mundo.

En enero de 2020, el gobierno chino anunció una prohibición del comercio y consumo de animales salvajes vivos para la alimentación hasta que termine la crisis del coronavirus. De hecho, esta prohibición temporal podría volverse permanente si el brote de la enfermedad continúa.

No está demostrado que un limpiador mate el coronavirus

En febrero de 2020, una foto se volvió viral en las redes sociales, mostrando la etiqueta en una botella de limpiador de superficie antibacteriano y cómo puede matar virus como el coronavirus. Curiosamente, la botella aparentemente fue de 2019, lo que hace que la gente crea que el nuevo coronavirus observado en China no es nuevo. Una búsqueda rápida también te mostrará que hay varios productos que mencionan que están ‘probados para matar... el coronavirus humano’.

Si bien las imágenes que se comparten son de botellas genuinas, una cosa que debes recordar es que el coronavirus que se está propagando en este momento se conoce como el coronavirus ‘novedoso’ o COVID-19 de 2019. También ten en cuenta que el ‘coronavirus’ es una categoría amplia de virus e incluye el resfriado común, que es a lo que probablemente se refería la etiqueta. “El nuevo coronavirus 2019 (COVID-19) es una nueva cepa de coronavirus. Todavía no está disponible para pruebas comerciales”.

La vacuna COVID-19 podría tardar un año

“¿Cuándo vamos a recibir una vacuna?” Esta es la pregunta en los labios de casi todas las personas que viven hoy con miedo al nuevo coronavirus.

Actualmente, los científicos están trabajando horas extras para desarrollar una vacuna efectiva para COVID-19. En comparación con epidemias pasadas, como el Ébola, los esfuerzos esta vez parecen ser mucho más rápidos.

Diferentes equipos ya han probado candidatos a vacunas en animales y se están haciendo preparativos para llevar a cabo pequeños ensayos en personas.

Moderna Therapeutics, una compañía de biotecnología con sede en EU, ya ha comenzado a reclutar personas y apunta a inscribir a 45 voluntarios entre las edades de 18 y 55 años con la esperanza de lanzar una prueba en abril de 2020.

Sin embargo, estos son los pasos de la fase uno y serán solo para observar si la vacuna desencadena una respuesta inmune y si hay algún efecto adverso.

Las fases posteriores tomarán más tiempo, ya que involucrarán a miles de voluntarios y analizarán de cerca la efectividad de la vacuna.

Según los principales médicos, una vacuna disponible en el mercado para proteger a las personas del nuevo coronavirus podría tomar un año o 18 meses como mínimo.

Si bien eso puede parecer mucho tiempo, esperemos que la vacuna realmente funcione y ayude a detener la propagación del virus mortal.

El nuevo brote de coronavirus de 2019 es real. No se puede negar. Sin embargo, no sería prudente entrar en modo de pánico con su amenaza o tomarlo completamente por casualidad tampoco.

La mejor opción es seguir las precauciones necesarias según lo aconsejado por las autoridades y tratar de mantenerte lo más seguro posible.

“La pandemia del nuevo coronavirus puede ser contenida,” declaró recientemente la Organización Mundial de la Salud.

Entonces, de hecho, hay razones para seguir siendo positivos, únicamente teniendo en mente que debemos seguir desinfectando.