Foto: Especial
Agencias/Infobae
Big Bird, el pájaro de la tira infantil Plaza Sésamo, fue el personaje que más menciones recibió en Twitter durante el encuentro cara a cara entre Barack Obama y Mitt Romney.
Obama y Romney debatían hace 30 minutos. El tema era la importancia de reducir el déficit presupuestario de los Estados Unidos, una cuestión en la que ambos coinciden. Y el dilma, dónde recortar. El republicano puso un ejemplo concreto de "gastos innecesarios": la televisora pública PBS, cuyo presentador estelar, Jim Lehrer, fue el moderador del primer encuentro frente a frente entre los candidatos de cara a las elecciones presidenciales.

"Me encanta Big Bird", aclaró Romney sobre el famoso personaje de Plaza Sésamo, conocido como Abelardo Montoya en español. Pero aseguró que, pese a ello, está dispuesto a poner fin a los subsidios a la cadena que lo emite.

La reacción fue masiva. Según reportó Usa Today, al rato, una cuenta de Twitter era creada en honor a Abelardo. Y quince minutos después, @FiredBigBird ya contaba con más de 20 mil seguidores. Otro usuario, @BigBirdRomney -que luego fue suspendido- acumuló también otros tres mil followers.

Pero lo más sorprendente es que Twitter Goverment asegura que hubo 17 mil mensajes por minuto mencionando "Big Bird" y 10 mil por minuto con las siglas "PBS", más que los que cosecharon los candidatos.

Asimismo, los mensajes irónicos no se hicieron esperar. "Trabajé con Big Bird. Hice el servicio (militar) con Big Bird. Usted, señor, no es un Big Bird", escribió @thelancearthur. "¿Por qué no hay una versión de los Muppets para ver el #debate?", preguntó @Agent.M, director editorial de Marvel. "Big Bird, tienes dos minutos para refutar", bromeó el editor de All Things Digital, @inafried.

En Facebook también arreciaron los sarcasmos. Un perfil llamado "Big Bird presidente" superó los 5.500 seguidores en un par de horas. Y los usuarios no hicieron más que alentarlo. Incluso un ciudadano de Portalnd se animó a crear una campaña para recaudar fondos para PBS.

Según el vocero de Twitter, el debate presidencial fue el más twitteado de la historia. Nadie imaginaba que el ganador no iba a ser uno de sus protagonistas.