Foto: Especial
Debido al rechazo de pueblos indígenas y a incidentes relacionados con la presencia de grupos delictivos, el INE determinó no instalar 100 de las 6 mil 251 casillas que tenía previstas para Michoacán

MORELIA, Mich.– Debido al rechazo de pueblos indígenas a la instalación de casillas en sus territorios e incidentes relacionados con la presencia de grupos delictivos, el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó no instalar 100 de las 6 mil 251 casillas que tenía previstas para Michoacán, donde se juegan la gubernatura, 112 ayuntamientos, 40 diputaciones locales y 12 diputaciones federales.

En la entrada del municipio de Buenavista, ubicado en la región Tierra Caliente, este día fue arrojado el cuerpo de un hombre ejecutado. Junto a él fue colocado un narcomensaje atribuido a Cárteles Unidos, rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Ambas organizaciones se disputan la zona.

En tanto, en la comunidad de Iramuco, municipio de Salvador Escalante, un grupo de hombres armados privó de su libertad durante varias horas al presidente de la casilla electoral, José Julián Infante, quien en la madrugada fue sustraído de su domicilio junto con la papelería electoral.

Según versiones extraoficiales, el funcionario de casilla fue obligado a firmar las boletas que habían sido tachadas a favor de uno de los candidatos, para posteriormente depositarlas en las urnas.

Sin embargo, debido a este incidente, la casilla de Iramuco fue una de las declaradas como no instaladas.

En la comunidad autónoma indígena Arantepacua fue incendiado un vehículo en el entronque de la salida de Nahuatzen, enclavado en la Meseta Purépecha, como parte de su jornada de protestas en contra de las elecciones y el sistema de partidos.

Aunque el suceso no pasó a mayores, los habitantes de Arantepacua expresaron que en este proceso electoral se encuentra más viva que nunca su exigencia de justicia por una matanza ocurrida el 5 de abril de 2017.

A la vez, los habitantes de los pueblos indígenas Pichácuaro y Turícuaro, en los municipios de Tinguanbato y Nuahuatzen, bloquearon los accesos para impedir la instalación de casillas.

El párroco de Aguililla, Gilberto Vergara García, dijo a proceso.com.mx que el acceso principal a esa cabecera municipal, a la altura de División del Norte y El Terrero, permanece bloqueado desde hace varias semanas por integrantes de Cárteles Unidos, aunque el material electoral fue introducido al pueblo por otra entrada y hasta el mediodía la jornada se desarrollaba sin incidentes mayores.