Especial
Parece una terrible coincidencia que el incendio en la catedral de Notre Dame haya sido este 15 de abril, día marcado por desgracias en distintas partes del mundo

El incendio de la emblematica catedral de Notre Dame es una gran tragedia para Francia y para el mundo del arte y la cultura. Con esfuerzos demoledores, los bomberos lograron salvar la estructura y la fachada principal de la iglesia, que tendrá que ser reconstruida en su mayor parte. 

Parece una terrible coincidencia que el siniestro haya sido este 15 de abril, día marcado por desgracias en distintas partes del mundo, y a cuya lista, se suma el incendio de la Iglesia de Nuestra Señora.

La muerte de Abraham Lincoln
Al presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, le disparó John Wilkes Booth mientras se encontraba en el Teatro Ford viendo la obra “Our American Cousin“ un día 14 de abril de 1865 alrededor de las 10:13 p.m. Sin embargo, el presidente sobrevivió hasta el día siguiente, tras ser llevado a Petersen House, en Washington DC, donde permaneció en coma durante nueve horas antes de morir temprano en la mañana del 15 de abril de 1865.

El hundimiento del Titanic
El titan del mar que se dijo ni Dios podía mandarlo al fondo del mar, se hundió en su primer viaje después de chocar con un iceberg. La hora del impacto fue a las 11:40 p.m. del 14 de abril, la tripulación no pudo reaccionar a tiempo para maniobrar y evitar la colisión. El daño al caso fue irreparable y comenzaron a abandonar el barco. Aproximadamente dos horas y 40 minutos después de la hora el choque la nave se hundió por completo, en la madrugada del día siguiente 15 de abril de 1912.

La Tragedia de Hillsborough
El 15 de abril de 1989, más de 50,000 personas se reunieron en el Hillsborough Stadium en Sheffield, Inglaterra, para el partido de semifinal de la Copa FA entre Liverpool y Nottingham Forest. Para aliviar un cuello de botella que se formó en la entrada al estadio por los fanáticos de Liverpool que intentaron ingresar al lugar antes del inicio del partido, la policía abrió una puerta de salida y la gente se apresuró a entrar.

Más de 3,000 fanáticos fueron canalizados a un área para sólo estar de pie y que tenía una capacidad máxima para 1,600 personas. Esto desató la tragedia. El aplastamiento obvio en las gradas hizo que los organizadores pararan el juego después de seis minutos. 96 personas perdieron la vida. Y, para sumar al dolor, las autoridades se encargaron de culpar a los aficionados de algo que fue producto de su incompetencia.

Ataque terrorista en el Maratón de Boston
El Maratón de Boston es un evento en el que miles de personas se reúnen cada año, y es uno del los maratones más importantes en todo el mundo.  Suele ser una fiesta deportiva. Pero, hace seis años, dos hermanos decidieron quitar la alegría del día. En esa tarde, dos bombas caseras explotaron en un incidente que se conoció como el “atentado del Maratón de Boston” y provocó una persecución de los sospechosos. Cientos de miles estaban reunidos para celebrar, pero tres personas murieron y varios cientos más sufrieron heridas. Todo ocurrió un 15 de abril de 2013.