Foto: Tomada de Internet
Conforme han transcurrido los días las protestas se han extendido también a empresas de otros ramos

Los logros de otros obreros, que hasta anoche habían alcanzado un acuerdo de aumento salarial del 20 por ciento de 44 maquiladoras detenidas, han impulsado a otros a la lucha por mejores ingresos. Suman alrededor de 23 maquiladoras las que aún se encuentran en paro de labores. Mientras, este miércoles también se registraron protestas de empleados de cadenas de autoservicios como Soriana, Walmart y Chedrahui.

Durante años, los gobiernos anteriores presumieron una llamada “paz laboral” porque no había huelgas. En 30 años, sin embargo, los salarios de los mexicanos se convirtieron en los más bajos de todo América Latina, excluyendo algunos países del Caribe, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

De acuerdo con el reporte de medios locales, las maquilas que este miércoles continuaron en paro son: Reinfro, Castlight, Adient, Joyson Safety Systems, Avances Científicos, Arleme, Avant, Kasco, Kidde, VDO, Toyoda Gosei, Fister Dimane y Robert Shown. Schumex, Reinfro Planta 1, Joyson, Fisher Dinamics, Arkema, Cardinal Brands, Castilight, Avant, Rosamex.

La mayoría de los trabajadores en protesta son parte de los Sindicatos de Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladora y Ensambladoras de Matamoros (SITPME), liderados por Jesús Mendoza; el de Química y Petroquímica, por Alfredo Banzán Serrata; y el de Trabajadores de la Industria Maquiladora y Ensambladora (STIME), por Rubén Longoria.

 

 

 

El paro de actividades también ha alcanzado a refresqueras, tiendas de autoservicio, cadenas comerciales distribuidoras de leche y hasta un servicio de recolección de basura.

Entre las empresas fuera del ramo maquilador que se encuentran en paro están: Coca-Cola, La Vaquita, Agua Blanquita, Chedraui, Soriana, B-Smart y PASA.

En el caso de Soriana, la mañana de hoy, los trabajadores protestaron al interior de la tienda para exigir un aumento salarial, un bono y evitar que se les exija pedir a los clients participar en los sistemas de redondeo de la empresa.

Los 150 trabajadores de La Vaquita exigen el pago de horas extras trabajadas, así como un aumento mayor a lo que le han dado. Con la detención de labores se ha dejado de distribuir 200 mil litros de leche en Matamoros.

Mientras 60 trabajadores de PASA optaron por detener sus labores, con lo que dejaron a Matamoros sin servicio de recolección de basura. En este caso, los empleados también solicitan un aumento salarial del 20 por ciento y un bono de 32 mil pesos.

Mientras, la huelga masiva en las plantas ensambladoras de Matamoros ya ha comenzado a dar frutos, después que 44 de 48 fábricas maquiladoras acordaran aumentar los sueldos un 20 por ciento.

Las maquiladoras en Matamoros se habían resistido a las exigencias sindicales de otorgar el aumento y un bono único de alrededor de mil 685 dólares. En el momento más álgido de la huelga, participaron 25 mil empleados que ganaban menos de 1 dólar la hora.

El Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales dijo el martes que desde que comenzó la huelga a mediados de enero todas, con excepción de cuatro fábricas, han llegado a acuerdos.

La batalla laboral estalló a mediados de enero, después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenara duplicar el salario mínimo en las zonas fronterizas, aparentemente sin saber que algunos contratos sindicales en las maquiladoras están indexados a los aumentos en el sueldo mínimo.

El sindicato quiere que todos los empleados reciban el mismo aumento que los peor pagados.