Foto: Especial
El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, sostuvo que con la reapertura de algunos ductos, motivada por la vigilancia militar, se ha incrementado el suministro de combustible en entidades donde se había caído dramáticamente

Ciudad de México. De los 54 mil kilómetros de ductos que hay en todo el país, el gobierno federal tiene identificados 13 mil como problemáticos y 6 mil considerados con un carácter crítico, dio a conocer el responsable del operativo conjunto contra el robo de combustible de la Secretaría de la Defensa Nacional, Arturo Velazquez. En estos últimos tramos es donde se han desplegado 5 mil 92 elementos, lo que ha permitido reducir este ilícito a tan sólo 2 mil 500 barriles diarios.

Subrayó que el operativo de reforzamiento de la seguridad –que involucra la participación del Ejército, la Marina y la Policía Federal– en estos ductos considerados críticos comenzó el pasado día 5, lo que ya ha arrojado resultados importantes en la reducción de la cantidad de combustible robado, pues en noviembre pasado el promedio diario alcanzaba 80 mil barriles.

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, sostuvo que con la reapertura de algunos ductos, motivada por la vigilancia militar, se ha incrementado el suministro de combustible en entidades donde se había caído dramáticamente, recuperando en forma paulatina la distribución. Precisó que actualmente la venta diaria es de un millón 125 mil barriles, frente al promedio alcanzado en 2018, de un millón 251 mil barriles, reconociendo aún un déficit de 93 mil barriles diarios.

No obstante, confió en que bajo el esquema de combate al robo de combustible, que prevé el reforzamiento de la vigilancia, se puedan reabrir siete ductos más: el Tuxpan-Tula, el Brownsville-Reynosa-Cadereyta, el Madero-Victoria-Cadereyta, el San Martín Texmelucan-valle de México, el turbosinoducto Tula-Azcapotzalco, el Salamanca-Guadalajara y el Tula-Salamanca. Con ello, auguró que se daría una oferta adicional al centro de 383 mil barriles. 

Foto: Especial

A reponer inventarios

De incorporarse esta nueva distribución con la reapertura de ductos, si a esto le restamos el déficit que hoy tenemos, tendríamos un superávit de 290 mil barriles diarios, que nos permitiría reponer nuestros inventarios (que) están prácticamente en cero.

Al justificar la dilación para recuperar la distribución normal en el centro del país, destacó que el ducto Tuxpan-Atzcapotzalco lo sacaron de servicio por las tomas clandestinas y sabotajes durante varios días. Se restableció y ya son más de tres días con el ducto trabajando normalmente, lo que ayuda mucho a satisfacer la demanda de Ciudad de México y parte de la zona metropolitana.

En el desagregado de la forma como se ha recuperado la distribución de gasolina, reconoció que hay entidades, como Querétaro, donde se cayó dramáticamente el suministro, o estados como Guanajuato o Jalisco donde hubo bajas muy pronunciadas en días pasados, que se ha recuperado en forma paulatina.

Por su parte, al abundar sobre el operativo de seguridad, Velázquez señaló que no todo ha sido miel sobre hojuelas, pero se han entregado resultados en el abatimiento del robo. Precisó que la instrucción presidencial es ampliar la cobertura de protección militar a cinco sistemas de ductos más.