Foto: Especial
La Fiscalía de Jalisco confirmó el deceso de uno de los turistas, aunque aseguró que no tiene denuncia por secuestro o desaparición

El pasado sábado 18 de julio, un grupo de entre 13 y 14 jóvenes empresarios que salió de Guanajuato a bordo de cuatrimotos y camionetas todoterreno para completar la ruta turística conocida como “Vallartazo” fue atacado por un convoy en el puerto turístico de Vallarta, en el estado de Jalisco.

La nota del suceso fue publicada ayer sábado por Reforma. De acuerdo con la información de este diario, uno de los turistas murió víctima de los disparos del convoy armado y otros más continúan desaparecidos a una semana de los hechos.

La Fiscalía de Jalisco confirmó el deceso de uno de los turistas, aunque aseguró que no tiene denuncia por secuestro o desaparición.

Esto es lo que, hasta ahora, se sabe del caso.

Foto: Especial

El paso a paso

De acuerdo con lo expuesto por la Fiscalía, el grupo estaba compuesto por entre 13 y 14 personas, de los cuales, algunos ya se conocían entre sí de hace tiempo, y otros solo se conocían por el nombre o el apodo.

El punto de partida de la ruta turística conocida como “Vallartazo” fue la carretera León-Lagos de Moreno. Los jóvenes, entre los que había pequeños empresarios, salieron de este lugar a bordo de cuatrimotos tipo RZR, pick ups con remolques, y camionetas todoterreno.

El primer destino al que llegaron fue Ameca, una localidad de Jalisco. De ahí siguieron hasta llegar a Mixtlán, luego al pueblo mágico de Mascota, y luego a San Sebastián del Oeste. En todos estos lugares hicieron paradas en el camino para revisar los vehículos, descansar, y tomar alimentos.

Finalmente, alrededor de las cuatro de la tarde del sábado 18 de julio, llegaron a Puerto Vallarta, aunque no lo hicieron todos juntos.

Según la Fiscalía, el grupo se dividió en dos. Uno llegó a la playa Boca de Tomates, en donde hicieron otra parada para tomar alimentos. Y el otro grupo, compuesto por los vehículos todoterreno, fue a pasear al malecón de Puerto Vallarta.

Una vez ahí, contactaron al grupo que estaba en la playa Boca Tomates. Se reunieron de nuevo y fueron a buscar el hospedaje que ya tenían contratado para su estancia en Vallarta.

Foto: Especial

El caos

Y, a continuación, cuando transitaban por la Avenida Fluvial, cerca del cruce con la Avenida Grandes Lagos, en el fraccionamiento Fluvial Vallarta que está a unos pocos metros del mar, fue cuando otro convoy de vehículos les cerró el paso “de manera imprevista” y “empieza el caos”.

“(Los jóvenes) tratan de huir. Entonces, ocurre una balacera y una persona queda herida en el lugar. Otros logran huir a pie, y otros en el vehículo, y luego llegan las autoridades de la policía municipal y elementos del Ministerio Público”, expuso en conferencia el fiscal jalisciense, Gerardo Octavio Solís.

Poco después, el vacacionista herido falleció en un hospital como consecuencia de los impactos de bala que sufrió, confirmó la Fiscalía. Al parecer, la víctima es un empresario dedicado al transporte de materiales para la construcción.

Foto: Especial

Las confusiones 

¿Pero qué pasó con el resto de los vacacionistas que integraban el grupo?

Aquí es donde empiezan las confusiones.

El diario Reforma publicó ayer que, a una semana de los hechos, varias de las víctimas siguen secuestradas.

Pero, también ayer, la Fiscalía aseguró que no tienen denuncias por desaparición de personas, o secuestro, por este suceso en concreto. Y que la Fiscalía del estado vecino, Guanajuato, tampoco tiene reporte alguno en este sentido.

“Desde ese día, estamos trabajando en la búsqueda de personas desaparecidas y para esclarecer el homicidio. Pero es importante mencionar que no tenemos ninguna denuncia de personas desaparecidas”, recalcó el fiscal de la entidad, que también dijo que no hay reportes de que los agresores pidieran un rescate a familiares de las víctimas.

Por su parte, el diario AM publicó ayer que varios de los vacacionistas secuestrados ya fueron liberados, pero no presentaron denuncia.

En cuanto a quiénes integraban el convoy armado que atacó a los turistas, el diario Reforma publicó que en el ataque estaría involucrado el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La Fiscalía, por su parte, solo refirió que sospecha que se trata de “una célula criminal de alta peligrosidad”, pero no ofreció más detalles.

Tanto Guanajuato como Jalisco se encuentran en el área de influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación. Actualmente, ambas entidades están entre las más violentas de México.

Guanajuato ocupa el lugar número cuatro de más asesinatos por cada 100 mil habitantes, solo por detrás de Colima, Baja California, y Chihuahua.

Mientras que en Jalisco suman 888 asesinatos en apenas seis meses -148 cada mes-. Además, Animal Político publicó el pasado 24 de junio, que en apenas un año y medio de la nueva administración ya suman 428 cuerpos de personas asesinadas que fueron halladas en fosas clandestinas.