Especial
Lo anterior después de que en redes sociales y medios de comunicación se divulgó que el personal médico y del área de salud podría negarse a atender a personas que padezcan VIH Sida así como miembros de la comunidad LGBT+

Monterrey, Nuevo León.-  Tras la polémica que desató la reforma a la Ley de Salud estatal que incluyó la figura de “objeción de conciencia”, el diputado Juan Carlos Ruiz, presidente del Congreso local aclaró que solamente aplica en casos de aborto y eutanasia.

Lo anterior después de que en redes sociales y medios de comunicación se divulgó que el personal médico y del área de salud podría negarse a atender a personas que padezcan VIH Sida así como miembros de la comunidad LGBT+.

“Las reformas que recientemente aprobamos a la Ley de Salud del estado fueron para garantizar la libre voluntad de los médicos y enfermeras en participar en prácticas de aborto y eutanasia”, precisó.

El panista subrayó que se busca que actúen con libre conciencia, pero limitado a esos casos.

Indicó que lo que se hizo en el estado fue homologar lo que está contenido en la Ley General de Salud que reglamenta lo que establece el artículo 24 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Mencionó que lo que ocurrió es que hubo una desinformación hacia la ciudadanía porque no tiene nada que ver con que no se brinde el servicio médico a personas pertenecientes a la comunidad LGBT+ así como migrantes o indígenas.

“Se ha estado difundiendo a través de las redes sociales y medios de comunicación que los prestadores de servicios de salud, es decir, personal médico y de enfermería tendrán su derecho a atender a las personas de la comunidad LGBT, enfermos de Sida y otros”, señaló

Agregó que dichas personas como toda la comunidad tienen derecho a los servicios de salud.

“Tanto en los servicios de salud públicos como privados”, detalló.

Indicó que en caso de que el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón observe la reforma y no la publique, el Congreso analizará el fundamento para tomar una decisión.

A temprana hora, el secretario General de Gobierno, Manuel González adelantó que el gobierno estatal vetará la reforma a la Ley de Salud por considerarla discriminatoria.

También opinaron que es discriminatoria, el Consejo Nacional para prevenir la Discriminación (Conapred) que lanzó un exhorto a las instituciones de salud para que tengan presente la obligación constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas.

Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) emitió un posicionamiento en el que externo su preocupación por que la reforma a la Ley de Salud estatal no impida el acceso al derecho de salud que tienen todas las personas.

“Si bien el artículo 24 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, prevé la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, el ejercicio de esas libertades no puede ser absoluta. Como todo derecho fundamental, sus límites se encuentran en el contenido de otros derechos, especialmente el relativo al derecho de salud”, destacó.