Novio. Eruviel Ávila antes de la boda, que fue privada. Fotos: El Universal
Al festejo privado acudió el presidente Enrique Peña Nieto

TLALNEPANTLA, MÉX.- El presidente Enrique Peña Nieto asistió a la boda del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, y María Irene Dipp, celebración que reunió a personajes de la política y de los espectáculos del País.

“Fue una ceremonia muy emotiva”, aseguró el actor Sergio Corona, uno de los primeros en llegar y también en retirarse de la ex hacienda de Santa Mónica, en Tlalnepantla.

La celebración religiosa fue encabezada por el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla, y se prolongó por una hora aproximadamente, realizada en el patio central de la exhacienda, en tanto que la recepción fue en los jardines de esas instalaciones.

No podía faltar El director del director de Pemex, José Antonio González Anaya.

El exgobernador del Estado de México, Ignacio Pichardo Pagaza, asistió acompañado de un enfermero y se retiró tan pronto concluyó la ceremonia.

La calle Ignacio Manuel Altamirano se convirtió en pasarela donde desfilaron los amigos y familiares de Ávila y Dipp, así como los políticos, entre integrantes del gabinete de Peña Nieto y del propio equipo del Mandatario estatal mexiquense.

De los vehículos descendieron personajes de la política como los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; Marina, Vidal Francisco Soberón; Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; de Salud, José Narro; del Medio Ambiente, Rafael Pachiano, y Hacienda, José Antonio Meade.

No faltó. El titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero.

El secretario de la Marina llegó en helicóptero al Instituto Tecnológico de Tlalnepantla y de ahí se trasladó en convoy de tres camionetas hasta la Exhacienda de Santa Mónica.

También fueron invitados José Antonio González Anaya, director de Pemex; Alfredo de Mazo Maza, ex candidato del PRI al gobierno del Estado de México y virtual ganador de la contienda; Jorge Carlos Ramírez Marín, diputado federal, y Emilio Chuayffet Chemor, exsecretario de Gobernación.

Así como el exgobernador mexiquense; César Camacho Quiroz, diputado federal y exgobernador del Estado de México; Rolando Zapata Bello, gobernador de Yucatán, y Claudia Ruiz Massieu, secretaría general del PRI, entre otros.
Igualmente estuvieron familiares de Eruviel Ávila Villegas y de su esposa María Irene Dipp.

Lo acompañó. Carlos Peralta Quintero, presidente de Grupo IUSA.

Por parte del Mandatario mexiquense asistieron su madre y sus cuatro hijos: Raúl, Eruviel, Isis y Monserrat.

Del Estado de México atestiguaron la ceremonia José Manzur Quiroga, secretario de Gobierno de la entidad; Adrián Fuentes Villalobos, secretario de Desarrollo Económico, y Juvenal Roa, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.

Reaparece. El exsecretario de Educación pública, Emilio Chuayffet.

Además del actor Sergio Corona, asistieron la conductora Laura Bozzo y la actriz Gaby Rivero, entre otros invitados de la farándula.

Unos 600 invitados fueron recibidos en la exhacienda de Santa Mónica, que data del Siglo 16.

Dos ambulancias del Servicio de Urgencias Médicas del Estado de México (SUEM) se estacionaron frente al acceso principal de la casona, pero poco después fueron retiradas.

No se permitió el acceso a ningún medio de comunicación a la calle Ignacio Manuel Altamirano, donde está la entrada; 
reporteros se colocaron aproximadamente a 80 metros del acceso.

Invitado. El coordinador de la bancada del PRI en el Senado de la República, Emilio Gamboa Patrón.

DATOS

80 metros, la  distancia que separaba a los reporteros del acceso principal.

El sitio de la ceremonia

La ExHacienda Santa Mónica, localizada en Tlalnepantla, Estado de México, fue el escenario elegido por Eruviel Ávila y María Irene Dipp Walther para casarse. 

El lugar tiene una capacidad de  mil 200 personas y la renta va de los 100 a los 120 mil pesos, más la música y los servicios. 

Invitada. Laura Bozo acudió acompañada de su pareja.

Dentro de la exhacienda se edificó una capilla en donde el Cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, ofició la ceremonia religiosa en la que el gobernador del Estado de México y María Irene Dipp Walther se juraron amor eterno. A los invitados se les resguardó su celular en la entrada por motivos de privacidad.

La esposa. María Irene Dipp quien presidirá el DIF mexiquense.

¿Quién es?

María Irene es originaria de Mexicali y abogada: tiene 30 años.
Es graduada de derecho de la Universidad CETYS de Mexicali.

Es Directora de Presidencia de Coparmex Nacional, aunque se especula que pronto ocupará el cargo de Presidenta del DIF en el Estado de México, puesto que ocupaba hasta hace unos días Isis Ávila, hija del gobernador Eruviel Ávila y al que renunció “por motivos personales”.

Una de sus pasiones es el marketing y relaciones públicas.

Trabajó en el despacho De Hoyos y Avilés (DHA) propiedad de su tío, Gustavo de Hoyos Walther.

Antes de conocer a Eruviel Ávila, María Irene estaba comprometida con su novio de toda la vida en Mexicali, de hecho tuvo una despedida de soltera, pero al final puso fin a su compromiso.

Desde lejos. El gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello.

Banquete de lujo…

En la Exhacienda Santa Mónica se instalaron dos carpas, una para la cena y la otra para el baile. Al terminar la ceremonia civil y religiosa los invitados comenzaron a distribuirse en una de las 100 mesas montadas para degustar el banquete hecho por el chef Eduardo Kohlmann.

Este consistió en una entrada de bocadillos de atún y cangrejo, seguido de dos cremas y de plato fuerte hubo rack de cerdo y filete de res. 

Al terminar los asistentes saborearon cuatro variedades de postres de sabores que combinaban el chocolate y el limón.
 

Sucesor. Alfredo del Mazo, gobernador electo también acudió a la boda.
Versión. Sergio Corona dijo que fue una ceremonia emotiva.