Juntos.Los carboneros se reunieron ayer para decidir las acciones que tomarán ante el rompimiento de la CFE. ESPECIAL
Buscan parlamentarios que gobierno federal realice el decreto y dé incentivos fiscales

Los coordinadores de los ocho grupos parlamentarios que integran el Senado de la República manifestaron su respaldo y firmaron el acuerdo para exhortar al gobierno federal a declarar como zonas de emergencia económica a las regiones Centro y Carbonífera de Coahuila.

La Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado emitió ayer el acuerdo, debido a la crisis que atraviesa la empresa Altos Hornos de México y a la falta de contratos para la venta de carbón a CFE en la Región Carbonífera.

El acuerdo fue respaldado y firmado por los coordinadores de los grupos parlamentarios de Morena, PRI, PAN, Partido Verde, Encuentro Social, PRD, Movimiento Ciudadano y PT, sin embargo, la suspensión de la sesión ordinaria de ayer evitó que fuera aprobado, por lo que el próximo martes se reanudará la sesión y se le dé trámite para emitir el exhorto.

“Ya no sólo son los senadores de Coahuila los que piden este decreto, sino que ya es con el respaldo de todos los coordinadores de los partidos que integran el Senado, que respaldan al estado de Coahuila para sacar esta solicitud y el decreto salga lo más rápido posible por parte del presidente”, declaró la senadora coahuilense del PRI, Verónica Martínez, quien con Eva Galaz y Armando Guadiana inició el acuerdo.

Según la legisladora coahuilense, en caso de que se dé el decreto, el propio Ejecutivo Federal deberá de detallar los incentivos fiscales que se otorgarían a las empresas de las regiones Centro y Carbonífera del Estado.

También contempla exhortar a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de la Secretaría de Economía y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a diseñar estrategias que permitan reactivar la economía de esas regiones.

Añadió que el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, también lanzará un programa de apoyo a las regiones señaladas.

Los carboneros de la Unión Nacional de Productores de Carbón y de la Unión Mexicana de Productores de Carbón sostuvieron ayer una reunión en la que decidieron efectuar un paro el próximo jueves 12.