Ahora ella y sus cómplices enfrentan penas de cárcel por difamar y falsa denuncia. Foto: Especial
Una mujer realizó una denuncia por secuestro y agresión sexual; sin embargo, el juez descubrió que era una farsa. Esto sucedió en España

Una supuesta víctima de violencia de género había denunciado a su ex pareja por secuestrarla, abusar sexualmente de ella y echarle pegamento en su zona íntima, luego de terminar su relación sentimental. Esto sucedió en España.

La mujer llegó a usar el programa Espejo Público para denunciar a su expareja y relató cómo había sido su secuestro y los momentos tormentosos que vivió con su ex novio.

Sin embargo, esto fue parte de una red de mentiras de la supuesta víctima porque el juez encargado del caso ya se había percatado de la farsa, cada vez que esta cambiaba su versión de los hechos.

La presunta agraviada llegó a confesar que fue ella misma la que se lesionó con pegamento en la vagina para acusar falsamente a su exnovio, a quien logró enviar a prisión injustamente.

Asimismo, declaró que un amigo de ella fue quien la ayudó a llevar a cabo el montaje, pero si recalcó que había sido sometida a violencia de género por parte de su expareja.

Vanesa también señaló que su anterior abogada la habría hecho mentir para crear una coartada; sin embargo, la misma doctora fue quien la desmintió diciendo que ella había renunciado al caso cuando descubrió que todo era una farsa.

Un amigo de ella fue quien la ayudó a llevar a cabo el montaje. Foto: Especial

La audiencia comenzó este lunes y la supuesta víctima se enfrenta a 11 años y 8 meses de cárcel, esa es la pena que la fiscalía por delitos de detención ilegal en concurso medial y dos delitos de denuncia falsa, le ha asignado.

Asimismo, su cómplice purgará una condena de 10 años y 10 meses porque su intervención fue decisiva para que se acuse injustamente a la expareja de a supuesta agredida.