Fotos: Especial
Una influencer polaca destrozó el rostro de una estatua de 200 años de antigüedad ubicada en un parque; podría ser castigada con prisión de entre seis y ocho meses por las autoridades locales

Varsovia, Polonia.- Una joven influencer de 17 años llamada Julia Slonska, destrozó el rostro de una estatua localizada en un parque del siglo XVIII llamado Dolinka Szwajcarska, en Varsovia, capital de Polonia. 

En su búsqueda de más seguidores para su cuenta de Instagram, el desafortunado monumento que representa un ángel con una toruga en las manos, sufrió el ataque de la joven polaca. 

Quizá simplemente le pareció divertido o quizá creyó haber tenido la mejor ocurrencia del mundo, pero desde luego no se detuvo a pensar en las consecuencias. 

Slonska fue despedida y perdió un contrato publicitario de una de las entidades bancarias más importantes de su país, tras hacerse viral el vídeo. 

Además la agencia de modelos para la que trabajaba, Specto Models, informó que también rescindió su contrato. 

Sumando a esto, su acción podría ser castigada con una pena de prisión de entre seis y ocho meses por las autoridades locales, quienes ya tomaron cartas al respecto. 

Lejos de aumentar sus seguidores, la joven fue motivo de críticas y comentarios negativos en las redes. Tras lo ocurrido la mujer publicó: "No debió haber ocurrido. Lo lamento. No diré lo que me impulsó a hacerlo porque es un asunto privado, pero quería disculparme con todos”. 

Finalmente afirmó que ella solo quería jugar Minecraft, un videojuego. También admitió que había bebido antes de perpetrar el ataque contra el patrimonio y que fue ella misma quien se puso en contacto con las autoridades para confesar su desliz.