El Presidente aseveró que con el completo funcionamiento del aeropuerto de Santa Lucía se resolverá el actual problema de tráfico aéreo en la Ciudad de México

A un par de horas de iniciar las obras del nuevo aeropuerto de Santa Lucía, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que éste será suficiente y podrá trabajar por muchos años.

Durante su conferencia de prensa matutina, el Presidente destacó que esta obra resolverá el problema de la saturación que existe en el actual aeropuerto de la Ciudad de México.

“Va a seguir funcionando el actual y al mismo tiempo se va a hacer uno nuevo moderno y vamos a ahorrar con esta obra un poco más de 100 mil millones de pesos de lo que nos iba a costar la construcción del aeropuerto en el lago de Texcoco”, señaló.

Asimismo, López Obrador destacó que el nuevo aeropuerto se hará gracias al apoyo de la gente, y señaló que de no haberse tomado esta decisión, "estaríamos emproblemados porque no el lago de Texcoco es la zona de más hundimientos".

De acuerdo a sus opositores, el Presidente comentó que ellos se esmeraron en buscar el peor sitio, y la calificó como una obra faraónica, movida por intereses particulares, la corrupción y el interés de apoderarse de los terrenos del actual aeropuerto que son 600 hectáreas para hacer un espacio como Santa Fe.

“Nos ha costado críticas, amparos y cuestionamientos pero el interés general debe estar por encima de los intereses personales”, aseguró.

Por último, Andrés Manuel sostuvo que también le querían reducir la importancia al aeropuerto de Toluca ya que éste da servicio a muchos pasajeros y fue cerrado una parte de manera mañosa.