Foto: Especial
Fuentes judiciales informaron que los atacantes son una banda que opera en Tlalancaleca y Tlahuapan, mientras que la familia que fue atacada es originaria de Quecholac. Esto se ubica en llamada 'Franja del Huachicol'

Puebla, Puebla.- Luego del terrible asalto en la carretera México-Puebla, que conmocionó a la sociedad mexicana, donde fueron violadas dos mujeres y asesinado un bebé de dos años la madrugada del 2 de mayo, autoridades investigan el caso.

Uno de los móviles que se indagan es un posible ajuste de cuentas entre ladrones de combustibles, o 'huachicoleros, reporta una nota del Periódico Central.

Autoridades informaron a PÁGINA NEGRA, parte de Periódico Central, que quien atacó a la familia Vázquez sería una banda dedicada al robo de combustibles a Pemex, los cuales operan desde la junta auxiliar de Tláloc –perteneciente al municipio de San Matías Tlalancaleca–  hasta Santa Rita Tlahuapan.  

La línea de investigación que actualmente siguen las autoridades del estado sugiere que los atacantes estuvieron al acecho de Hilario Vázquez Pérez y su familia, por lo que tenían bien ubicada su camioneta Ford Ranger de color blanco en la que viajaban.

De los cinco integrantes de la familia agredidos únicamente el padre no fue atacado ni golpeado, así que presumen que el abuso sexual a su esposa y su hija de 14 años de edad, así como los golpes a su hijo mayor, es parte de una venganza.

En el caso del homicidio del niño de dos años de edad, las primeras versiones de la Fiscalía señalan que a los agresores se les habría 'escapado' un disparo al momento de forcejear con la madre.

La familia atacada es originaria de Quecholac, municipio en el cual también operan bandas dedicadas al robo de combustibles. Debido a esto se investiga si el padre de familia tiene que ver con alguna de ellas.

Ataque con saña

El 2 de mayo pasado, alrededor de las tres de la madrugada, la familia Vázquez solicitó apoyo a elementos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) en la caseta de la autopista México-Puebla luego que los sujetos que viajaban en dos vehículos abusaron sexualmente de dos mujeres y mataron a un niño de dos años de edad para después robarse la camioneta Ford Ranger que conducía el padre de familia, identificado como Hilario Vázquez Pérez. 

El afectado relató que circulaban en dirección a Puebla en una camioneta Ford Ranger color blanco cuando se orilló para poder orinar al lado del camino.

En ese momento ocho sujetos que viajaban en dos camionetas –una Pick Up color roja y una Nissan color blanco– se bajaron para asaltarlos y agredieron sexualmente a su esposa y su hija de 14 años de edad además de que dispararon en contra de su hijo Elías.  

Ahora la Fiscalía General de Justicia revisa las cámaras localizadas en la zona de la autopista México-Puebla para poder encontrar a los ocho responsables del ataque en contra de la familia Vázquez. 

Esta versión difundida por las fuentes poblanas revictimiza a la familia que sufrió el asalto cuando regresaba de vacaciones y deslinda a las autoridades de dar cuenta sobre la inseguridad.

Con información de Periódico Central