Foto: Especial
La revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Línea 12 detectó 11 mil fallas en el proceso de construcción y en la administración de los recursos

La revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Línea 12 del Metro detectó 11 mil fallas en el proceso de construcción y en la administración de recursos que involucró dinero del gobierno federal y de la Ciudad de México; incluso en el reporte de la Cuenta Pública 2019, la ASF alertó de un daño patrimonial por 72 millones de pesos.

La ASF advirtió, desde 2010, que en los tramos Calle 11-Periférico Oriente y Tlaltenco-Tláhuac, entre otros, se presentaron “fisuras y desprendimientos en las zonas restauradas, por lo que la entidad fiscalizada debe obtener el dictamen técnico que identifique las causas que las originan y las medidas correctivas que garanticen su correcta ejecución”.

En medio de esos dos tramos se ubican las estaciones Tezonco-Olivos-Nopalera-Zapotitlán.

De acuerdo con la primera auditoría de la ASF a la L12, identificada como 10-A-09000-04-1148, de 2010, desde el primer momento, “la residencia de obra y la residencia de supervisión externa no cumplieron con el manejo y control de las bitácoras de obra civil y obra electromecánica, ya que omitieron llevar el seguimiento y la resolución de la problemática planteada durante del desarrollo de los trabajos por ejecutar”.

Foto: Especial

En el reporte oficial se expresa que no se asentó lo relativo a los trabajos mal ejecutados y de mala calidad; tampoco el registro de entrega, autorización y pago de las ministraciones ni los retrasos y penalizaciones por el incumplimiento del programa convenido.

Asimismo, no se presentó la bitácora del programa de cumplimiento de las medidas de prevención, mitigación y compensación de lo propuesto en la manifestación de impacto ambiental, ni la del control de seguimiento de calidad para la construcción civil.

El documento indica que solicitó solventar las observaciones y que la entidad auditada demostró que, si bien no incluyó la información en la bitácora, sí lo hizo mediante oficios.

“Se detectaron trabajos de mala calidad en los frentes siguientes: Talleres Tláhuac, Estación Tláhuac, intertramo Tláhuac-Tlaltenco, Estación Tlaltenco, Estación Periférico Oriente-Calle 11; Calle 11; Parque de los Venados y Parque de los Venados-Zapata” en “muros, columnas, escaleras y trabes” y aunque se corrigieron, “se observó que nuevamente se presentan fisuras y desprendimientos en las zonas restauradas”.

Ayer, el coordinador de los senadores del PAN, Julen Rementería, detalló que se están pagando las consecuencias de una obra altamente cuestionable.