Foto: Vanguardia/Archivo
En el Ayuntamiento de Arteaga todo queda en familia.

De acuerdo con información pública, el alcalde de ese municipio, Everardo Durán Flores, tiene en nómina a su cuñada y a dos sobrinos.

Según los datos, desde el mes de abril aparece Bethzaira Vanessa García Vargas, cuñada del edil, como directora del DIF, justo en el segundo bimestre del año, cuando se realizó el cambio oficial de Brenda Liliana García Vargas, quien quedó con la función única de Presidenta Honoraria.

Sin embargo, de acuerdo con la información, García Vargas había cobrado desde enero de 2018 como titular del DIF.

A la incorporación de la cuñada en el Ayuntamiento de Arteaga se le suma Ramiro Durán García, sobrino del Alcalde, que funge como director de Desarrollo Social.

Este familiar del edil tiene en sus manos la entrega de apoyos sociales, despensas y dispersión de recursos públicos en las comunidades más vulnerables.

Pero ahí no termina todo, pues Iván Uriel Cárdenas Durán, también sobrino de Durán Flores, aparece al frente de la Dirección de Servicios Primarios de Arteaga, según datos de la página de internet del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información.

Dentro del organigrama y del directorio general transparentado por el Ayuntamiento, aparecen los nombres de estos tres funcionarios municipales, quienes tienen un parentesco directo con Everardo Durán, y al menos uno de ellos también trabajó en el Municipio en la gestión de Jesús Durán, hermano del actual Alcalde.

En la investigación del presunto caso de nepotismo no se pudieron obtener los datos del sueldo bruto que reciben por quincena los familiares del Alcalde, y al revisar si la nómina ha sido expuesta ante el Cabildo, VANGUARDIA MX comprobó que no hay constancia pública, pues el edil se ha negado a informar cómo se asignan los recursos.

Esta semana, el diputado Édgar Sánchez Garza propuso incorporar en el Código Municipal para el Estado la prohibición de que funcionarios del Ayuntamiento contraten a familiares directos.