Foto: Vanguardia
Se ha visto cocodrilos de entre 3 y 4 metros de largo por lo que se convierte en un peligro para las decenas de personas que intentan cruzar de forma ilegal el rio Bravo

Autoridades de Protección Civil, alertaron sobre la presencia de cocodrilos o lagartos en el Río Bravo, un hecho inusual, por lo que pidieron a los migrantes extremar precauciones al intentar cruzar el afluente, por el riesgo que corren.

El director de Protección Civil, Sergio Balbuena, dio a conocer que, ante el avistamiento de reptiles de esta especie, se está alertando a la población que acude al paseo del rio para que no intente introducirse al rio bravo ante el peligro que corren. 

Dijo que se ha visto cocodrilos de entre 3 y 4 metros de largo por lo que se convierte en un peligro para las decenas de personas que intentan cruzar de forma ilegal el rio Bravo, hacia Estados Unidos; por las fuertes corrientes, el caudal y el otro por la presencia del reptil.

Desde hace más de 25 años se encuentran en el río Bravo

De acuerdo con el subdelegado regional de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano del estado (SMADU) en Piedras Negras, Juan Guadalupe Garza, este tipo de reptiles se encuentran dentro de su hábitat por lo que se descarta su captura, y se tiene registro de los avistamientos dese hace más de 25 años, en aguas más profundas del Bravo.

“Aunque no son de esta región, seguramente personas que compraron un lagarto como mascota en estados como Luisiana o Florida, al verlos crecer los sueltan en los ríos, por lo que es mejor dejarlo ahí, al fin de cuentas, desde hace más de 25 años existen cocodrilos en el río Bravo”, dijo.

Aclaró que mientras no se les provoque no hay riesgo para los pescadores o paseantes que acuden a la vega del río, pero si lo ven fuera del agua no hay que molestarlo porque entonces por instinto el animal tiende a defenderse. 

En tanto el responsable de Protección de Vida Silvestre de Texas, James Adcock, descartó la captura del cocodrilo al igual que otros que se han visto aguas arriba del rio Bravo, pues consideró que estos encontraron su hábitat en el afluente durante años, solo que estos no se habían visto en zonas cercanas a la mancha urbana. 

Para el funcionario de vida Silvestre de Texas, lo más probable es que con la crecida del rio hace tiempo la corriente lo haya arrastrado a esta parte cercana a los puentes internacionales, por donde diariamente hay movimiento de pescadores y de personas que acuden a bañarse, por lo que se recomienda extremar las precauciones. 

Finalmente recomendó a las personas que intentan cruzar ilegalmente a Estados Unidos, que se abstengan por el peligro que representa si el reptil llega a detectarlos.