Especial
Grandes cantidades de plomo fueron arrojadas al aire debido a que cientos de toneladas de metal habían sido utilizadas en el techo de Notre Dame

Se encontraron elevados niveles de plomo en las zonas cercanas a la catedral de Notre Dame, luego de que el incendio que dañó el famoso monumento; por lo que permanecerán cerradas al público hasta que sean consideradas seguras, informó el sábado la policía de París.

Tras el siniestro grandes cantidades de plomo fueron arrojadas al aire debido a que cientos de toneladas de metal habían sido utilizadas en el techo de Notre Dame, así como en su aguja que tras incinerarse se colapsó.

Especial

La policía de París ha recomendado a los residentes y comerciantes alrededor de Notre Dame que usen toallitas húmedas para retirar y desechar cualquier capa de polvo que vean.
 
No se han reportado casos de envenenamiento por plomo desde el incendio del 15 de abril, dijeron las autoridades en un comunicado. Agregaron que la mayoría de los riesgos de salud se producen por una exposición prolongada.

El comunicado agregó que se tomarán medidas de precaución para proteger a los trabajadores cuando empiece la reconstrucción de la catedral.