Foto: Marco Medina
Las piezas de Alexa Domínguez evidencian la proporción y el equilibrio en las civilizaciones prehispánicas

Inspirada por la manera en que las culturas prehispánicas, específicamente la mexica, tenían en un rol sagrado al caracol la artista Alexa Domínguez creó una serie de piezas multidisciplinarias que actualmente tiene a la venta en la Galería Arte en Movimiento.

En entrevista con VANGUARDIA ella nos contó un poco de la serie de taburetes de madera tallada y pirograbada con este caracol, y de la misma forma pudimos hablar con Leticia Herrera, directora del espacio y principal expositora.

“Habla de la proporción matemática de crecimiento”, comentó Dominguez, “tengo una serie de doce piezas que dialogan entre sí, porque todas hablan sobre esta proporción; si tú analizas un caracol es como analizarlos y esto habla de la manera en que se desarrolló la vida y aparte el valor que le daban las civilizaciones prehispánicas, era un emblema, una insignia sagrada”.

Continuando con esta línea de la proporción y el equilibrio otra de las piezas está grabada con un mandala; en ambos casos la imagen se crea al unir la serie de tres o cuatro taburetes, aunque en cada uno de ellos este mismo diseño continúa por sus costados, por lo que tanto en solitario como en conjunto la obra se mantiene completa.

Domínguez comentó además que su relación con los Herrera comenzó de años atrás pero llegó a la galería para encontrar un lugar donde poder vender con eficacia su trabajo.

“Tengo mucha seguridad al momento de producir la obra, pero no tanto al momento de venderla y fue cuando me acerqué a ellos que encontré la mancuerna perfecta y ya me dijeron que me trajera las piezas”, explicó.

Explicó también que como egresada de Sociología del Arte de la UDEM fue en 2016 que comenzó a adentrarse en la parte práctica del arte en talleres de escultura y grabado y aunque muchos de sus compañeros la criticaron por ensuciarse las manos ella disfruta con sus creaciones.

La galería fue creada por Herrera en octubre del 2005, producto del taller Arte en Movimiento que comenzó en 2002 y ofrece un servicio integral para el cliente que, explicó la artista, incluye “obra original, obra sobre diseño, reproducciones de nuestra obra, tenemos servicio de enmarcado, impresión de fotografía en lienzo y una línea muy bonita que estamos desarrollando desde hace como cuatro o cinco años que son unos alhajero tipo art-box, cada pieza es única y tiene una acuarela en su tapa y ha sido un accesorio muy original de la galería”.

Además de ello cuentan con un taller en el que crean las obras para la venta y ofrecen talleres de pintura cada cierto tiempo, además de que tienen también a la venta materiales para artistas como pinturas y pinceles; todo esto con un servicio de entrega a domicilio.

Señaló que si bien hasta el momento estuvieron vendiendo de manera casi exclusiva la obra de sus artistas a partir de este año comenzarán a abrirse a artistas emergentes.