El Presidente aseveró que el sargazo en las playas mexicanas es un asunto menor, y lo comparó con la cantidad de basura que se recoge en CdMx

Durante su conferencia matutina en Quintana Roo, el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el problema del sargazo, al comparar la cantidad de que se recoge en playas mexicanas con la de la basura en la Ciudad México.

"Lo del sargazo es un asunto menor, en la Ciudad de México se recogen diariamente 13 mil toneladas de basura y en el sargazo significa recoger mil toneladas", aseveró.

De la misma manera, López Obrador se comprometió a atender el problema e informó que se invertirán 52 millones de pesos para limpiar las playas mexicanas, además de que la Secretaría de Marina (Semar), construirá cuatro sargaceras, con un costo promedio de 6 millones de pesos, cada una.

Durante su intervención, el secretario de la Semar, José Rafael Durán, especificó que el costo de las llamadas sargaceras será de 30 millones de pesos y la primera estará lista para operación en dos meses.

Asimismo, informó que se adquirirá una barredora por 5.5 millones de pesos y una barrera de contención cuyo costo será de 14.5 millones de pesos.

 

El titular de la Semar fue claro al afirmar que en los sexenios pasados no se atendió el problema de manera integral y aseguró que en esta nueva etapa no participará ninguna empresa privada.

Por su parte, el gobernado de Quintana RooCarlos Joaquín, aseguró que en la entidad no se ha registrado afectación por el tema del sargazo en el plano hotelero pero confesó que sí ha habido impacto negativo en servicios como paseos y restaurantes que están en la playa.