Foto: Especial
"¿Dónde están, nuestros hijos dónde están? ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!” Son algunas de las consignas que lanzan antes de la llegada del mandatario federal

Desesperados, decenas de familiares de personas desaparecidas claman por justicia y verdad.

Invitados a la presentación de los avances del Sistema Nacional de Búsqueda, que encabezará en unos minutos el presidente Andrés Manuel López Obrador, padres y madres se manifiestan en el salón Tesorería reclamando justicia y expresando su dolor de años.

"¿Dónde están, nuestros hijos dónde están? ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!” Son algunas de las consignas que lanzan antes de la llegada del mandatario federal.

“No saben lo que es acostarse con la imagen de tu hijo desaparecido”, señaló una de las madres presentes en Palacio Nacional.

Foto: Especial

Sus reclamos se enfocan sobre todo contra las instituciones de procuración de justicia en el país.

Con carteles y fotografías de sus hijos e hijas, padres, hermanos o cualquier otro familiar ausente, señalaron que la cifra supera los 44 mil reportados de manera oficial.

“No voy a ocultarme” ante el problema de los desaparecidos: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó hoy que ante el grave problema de la búsqueda de personas desaparecidas por la violencia no va a ocultarse, y calificó el tema como “la peor herencia” de las administraciones anteriores.

“No voy a ocultarme y voy a dar la cara siempre, por difícil que sea, por doloroso que sea, por incómodo que sea, voy a estar siempre dando la cara y tratando con ustedes este lamentable asunto”, afirmó López Obrador.

Al dirigirse a familiares de las víctimas de la violencia, en la reunión donde se presentó el Informe de Trabajo del Sistema Nacional de Búsqueda, aseguró que estos encuentros van a realizarse cada tres meses en Palacio Nacional, para avanzar entre todos en el propósito de encontrar a los desaparecidos por la violencia.

Foto: Especial

Precisó que el gobierno federal tiene 72 prioridades, la primera de las cuales es atender la situación derechos humanos y de los desaparecidos, y destacó que el problema de la violencia y la inseguridad en el país es “la peor herencia” que le dejaron los gobiernos anteriores.

Los familiares interrumpieron la presentación del mensaje con gritos para denunciar que hay más de 40 mil personas en esta situación en todo el país y para exigir su presentación con vida, mientras que López Obrador pidió que los dejaran hablar y sostuvo que en su gobierno no se coartará la libertad de nadie.

Aseguró que se acabará con la corrupción, y desmintió categóricamente que los recursos para la búsqueda de desaparecidos vayan a sufrir un recorte, al señalar que no se trata de cosas materiales sino de acciones de humanidad.