Twitter
También apuntan a prohibir que empresas que han dejado proyectos tirados o han incumplido puedan participar en las licitaciones del siguiente sexenio.

Un paquete de modificaciones legales alista el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con el fin de evitar que las empresas incrementen el costo de las obras asignadas por el gobierno federal.

Las reformas a la Ley de Obras, dijo este domingo, también apuntan a prohibir que empresas que han dejado proyectos tirados o han incumplido puedan participar en las licitaciones del siguiente sexenio.

Tras un encuentro con los gobernadores saliente y entrante de Tabasco, Arturo Núñez y Adán Augusto López, respectivamente, subrayó que con esa medida evitará que las obras se conviertan, al final, en un "robo encubierto".

Ejemplificó que la prohibición para participar en licitaciones es para empresas que hacen obras como el Tren Toluca a Ciudad de México (OHL e ICA), así como la construcción de las carreteras de Oaxaca (Istmo y Puerto Escondido), que han elevado los costos y no han terminado los proyectos.

Señaló que desde Tabasco, su estado natal, llevará a cabo el rescate de la industria petrolera como hace 80 años y realizará aquí la construcción de una refinería"Somos campeones en la carretera de obstáculos y los brincamos", indicó, y adelantó que a mediano plazo no se venderá petróleo al extranjero.