Foto: Especial
“Necesitamos ahorrar, ser eficientes, no tener tantos aparatos que consuman de presupuesto y que el presupuesto se quede en el mismo gobierno y no se le transfiera a la gente”, declaró

MÉXICO.- Desde que comenzó su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha recortado el presupuesto de los reguladores energéticos en un promedio de 70% durante los últimos tres años.

El mandatario prepara una iniciativa de reforma administrativa para que múltiples entidades federales absorban institutos y comisiones que transparentan o regulan sectores de la economía mexicana bajo el argumento de evitar corrupción y burocracia, así como de ahorrar de 10 mil a 20 mil millones de pesos.

“Necesitamos ahorrar, ser eficientes, no tener tantos aparatos que consuman de presupuesto y que el presupuesto se quede en el mismo gobierno y no se le transfiera a la gente”, declaró el político tabasqueño el pasado 7 de enero de 2021, durante su conferencia matutina.

Aunque no ha sido la primera vez que ataca a los reguladores con independencia técnica, en el caso de las autoridades energéticas, AMLO ha achicado sus presupuestos considerablemente desde que asumió la presidencia por considerarlas entidades burocráticas.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) incluso se quedaron sin cabeza ante los choques con el Poder Ejecutivo al ejercer sus funciones al tiempo que frenaban la nueva política energética.

Al mismo tiempo, la administración autodenominada de la “Cuarta Transformación” (4T) ha disparado el presupuesto de la Secretaría de Energía (Sener) para construir la séptima refinería de Pemex, a pesar de que la compañía estatal cuenta con una empresa subsidiaria encargada de dirigir las actividades de refinación, Pemex Transformación Industrial (TRI).

Carlos Brown Solá, director del Instituto del Sur Urbano, consideró que si el gobierno mexicano busca ahorros, los órganos autónomos son un pésimo lugar para empezar, y cita el presupuesto al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) de 906 millones de pesos, 126 veces menor al que recibirá la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en 2021.

Aunque en 2019 el gobierno de AMLO intentó reducir drásticamente el presupuesto de los reguladores energéticos, sin las reformas legales que reviertan la reforma energética esto ha resultado imposible, por lo que a medio año se le reasignó de nueva cuenta un presupuesto similar al de 2018.

“(Los reguladores energéticos) cumplen una función de regulación que queda lejos de priorizar el bien público, pero para ello hay que tener una adecuada definición de su rol en medio de la fallida reversa a la reforma energética”, declaró.

El maestro en economía por El Colegio de México consideró que la apuesta del gobierno debe ser una reforma fiscal “profunda y progresiva”, pendiente desde 1961.

México es el país que menos dinero recauda de la Organización par ala Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y países de América Latina con un nivel económico similar recaudan más.

Colombia, Argentina y Brasil recaudaron 19.4, 28.8 y 34.1% de su PIB, respectivamente, durante 2018; nuestro país obtuvo ingresos por el pago de impuestos equivalentes a 16.1% del PIB en el mismo lapso, según un documento de la OCDE.