El presidente dijo que no se enganchará en una confrontación o un pleito, y explicó que informará a la población sobre las acciones que se emprendan en materia migratoria
Foto: Internet

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trumpamagara con el cierre de la frontera con MéxicoAndrés Manuel López Obrador, insistió la mañana de este lunes en que su administración no se confrontará con ese país y que actuará con prudencia.

“No quiero adelantar vísperas, decirles que estamos ayudando, no vamos a confrontarnos con el gobierno de Estados Unidos, ya me lo recomendaron mis asesores internacionalistas en Poza Rica”, dijo el primer mandatario mexicano.

Este fin de semana el tabasqueño viajo a Veracruz donde durante el mitin preguntó a los asistentes “si querían que contestáramos cuando se hace mención de México” en los mensajes de Donald Trump.

 

“Dijeron que no, y fue así, unánime, me pidieron que fuésemos prudentes y yo creo que eso es lo mejor, tener una política de amistad con el gobierno de Estados Unidos, una relación de buena vecindad con el gobierno de Estados Unidos”, refirió López Obrador.

El presidente dijo que no se enganchará en una confrontación o un pleito, y explicó que informará a la población sobre las acciones que se emprendan en materia migratoria ya que esta problemática se origina por la falta de oportunidades.

“En nuestro caso se debe de saber que es un porcentaje menor el de mexicanos que cruzan la frontera y yo espero que lleguemos pronto a que ya no haya mexicanos que estén buscando cruzar, porque cada vez van a haber más oportunidades de trabajo”, dijo.

Indico que desde su administración se promueve que haya cooperación para el desarrollo para atender las causas que generan el fenómeno migratorio.