Foto: Especial
El presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo satisfecho por el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y destacó que la decisión del Senado no es del agrado del PAN, porque quisieran que el organismo siguiera de florero

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo “contento y satisfecho” por el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y sostuvo que la decisión del Senado no le gusta al Partido Acción Nacional (PAN), porque quisieran que el organismo siguiera de “florero”.

“Estoy muy satisfecho con lo que se resolvió en el Senado, de darle el nombramiento a Rosario Piedra Ibarra, porque ella vivió en carne propia lo que es la desaparición de su hermano, y su mamá toda la vida se ha dedicado a eso, es un ejemplo de dignidad, de justicia”, indicó el mandatario este miércoles en su conferencia de prensa.

Foto: Especial

Tras destacar la actuación del Comité Eureka en la que Rosario Piedra Ibarra y su madre se han enfocado a la búsqueda de personas desaparecidas, agregó: “Que no les gusta a los del PAN, volvemos a lo mismo, ellos quisieran que continuaran los que han estado en la Comisión de Derechos Humanos que se han dedicado a solapar violaciones de derechos humanos”.

Se refirió a la nueva ombudsperson como alguien con sensibilidad y honestidad, que “no es tapadera de nadie”.

Foto: Especial

La postura de los panistas que se opusieron al nombramiento, insistió, es entendible, porque ellos “protegían a los represores” y “quisieran que la CNDH siguiera convertida en un florero, que estuviera nada más de adorno para seguir con la hipocresía”.

Luego de que el nombramiento de Piedra Ibarra se concretó en medio de una oposición en el Senado, el presidente dijo que es bueno que haya polémica y tienen el derecho a protestar o presentar denuncias.

Además, el jefe del Ejecutivo señaló que es un orgullo que el Estado mexicano ya no es el principal violador de derechos humanos.