Postura. Iglesias rechazaron el matrimonio entre personas del mismo sexo. / CUARTOSCURO
Coincidieron en que no se les consultó para diseñar la iniciativa de Peña Nieto

MÉXICO.- Líderes de las iglesias anglicana, mormona y presbiteriana coincidieron en que si bien en las leyes se pretende cambiar el concepto del matrimonio entre un hombre y una mujer, en el interior de sus comuniones la figura no cambiará, por lo que rechazan que se interprete o establezca el enlace para personas del mismo sexo. 

Entrevistados por separado, Francisco Manuel Moreno, obispo primado de la Iglesia Anglicana en México, y el mormón Luis Gallego coincidieron en que no se consultó a las asociaciones religiosas para diseñar la iniciativa que presentó el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso, el mes pasado, sobre permitir las uniones entre personas del mismo sexo y que influyó en el voto negativo hacia el PRI en las elecciones del domingo pasado. 

“Afectó que el Presidente (Enrique Pena Nieto) presentara esa propuesta. Fue como un repudio a la iniciativa, un repudio al mandatario por no reconocer y consultar la idiosincrasia y cultura tradicional mexicana por la familia. La propuesta fue altamente influyente en sentido negativo”, subrayó Luis Gallego, director de Asuntos Públicos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormona). 

Insistió: “No es un punto que tenga la posibilidad de permitirnos estar de acuerdo y esa es nuestra posición. Es muy clara, no nos podemos adherir a la propuesta del Presidente y al mismo tiempo no la consideramos una posición discriminatoria, puesto que él (Enrique Peña Nieto) ha querido vender un discurso de que quien se oponga a la ley discrimina. Para nuestra iglesia, el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, la cual es esencial para la formación de la familia”. 

En el mismo sentido se pronuncian con respecto a la adopción por parte de las parejas homosexuales. “Lo que señalamos, y es lo que hay que observar, es el derecho de los menores de edad, a nivel nacional y en los ordenamientos locales, de que tienen derecho a un padre y una madre. Eso está establecido en la ley. Lo que no existe es la garantía artificial a tener hijos”, señaló. 

No están facultados
La Iglesia Nacional Presbiteriana de México afirmó que “el hecho de que el Estado cumpla con su obligación de garantizar la igualdad de derechos de toda persona, y garantizar su bienestar, no le faculta para legislar un nuevo concepto de matrimonio contraviniendo un principio coherente con la naturaleza misma”. 

Archivo

Establecieron que las prácticas de relaciones entre los sexos iguales desvirtúan la dignidad del hombre y de la mujer otorgada por Dios en su creación, que “éstas buscan ser placenteras por actos que contravienen la naturaleza y que es por una conducta no natural y pecaminosa que han querido llevar esta práctica hasta la legitimación legal, social y familiar de la misma llamándole equivocadamente matrimonio. “La Iglesia Nacional Presbiteriana de México no guardará silencio ante gobiernos que expresen pecado, injusticia, explotación, represión, segregación, abuso de autoridad y corrupción, que las enseñanzas de Dios reprueban”, indicó. 

Ley canónica
> Francisco Manuel Moreno, obispo primado de la Iglesia Anglicana en México, dijo que si bien cada estado tiene sus leyes y las puede cambiar, “dentro de nuestra comunión regirá la ley canónica. Es una cosa en donde la Iglesia y el Estado están separados”.  
> Reconoció que la propuesta presidencial no se consensuó con las iglesias, lo cual era fundamental para obtener aportaciones de diferentes sectores. 
> Sobre si la iniciativa influyó en la votación, en estados donde perdió el PRI, consideró: “Es muy probable, porque todavía estamos en esa etapa de castigo”. 
> Destacó que finalmente, si influyó o no, en la iglesia anglicana en México prevalecerá la unión entre un hombre y una mujer.