Estados Unidos planea abrir un consulado en Groenlandia por primera vez en décadas, en un contexto de creciente interés estratégico y económico en el territorio danés. Foto: AP
El Departamento de Estado dijo en una carta dirigida al Congreso que restablecer un consulado en Nuuk es parte de un plan para incrementar la presencia de Estados Unidos en el Ártico.

Estados Unidos planea abrir un consulado en Groenlandia por primera vez en décadas, en un contexto de creciente interés estratégico y económico en el territorio danés.

El Departamento de Estado dijo en una carta dirigida al Congreso que restablecer un consulado en Nuuk es parte de un plan para incrementar la presencia de Estados Unidos en el Ártico.

The Associated Press obtuvo el viernes una copia de la carta.

Estados Unidos tiene un “interés estratégico en mejorar las relaciones políticas, económicas y comerciales en toda la región del Ártico”, se afirma en la carta dirigida a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

El presidente Donald Trump provocó esta semana un roce diplomático con Dinamarca después que propuso que Estados Unidos comprara Groenlandia y el gobierno danés lo rechazó.

La primera ministra danesa Mette Frederiksen describió la propuesta como una “discusión absurda”. Trump reviró y dijo que los comentarios de Frederiksen eran “repugnantes” y canceló una visita planeada a Dinamarca.

Una presencia diplomática permanente permitiría a Estados Unidos “proteger valores esenciales en Groenlandia al tiempo de desarrollar relaciones más profundas con las autoridades y la sociedad groenlandesas”, se dice en la carta.

El consulado sería un “componente crítico en nuestros planes para incrementar la presencia estadounidense en el Ártico y serviría de plataforma efectiva para impulsar los intereses estadounidenses en Groenlandia”, según la misiva.

El Congreso quizá habría estado abierto a la idea, pero debido al proceder de Trump, la propuesta posiblemente sea analizada con mayor detenimiento.

Estados Unidos planea abrir un consulado en Groenlandia por primera vez en décadas, en un contexto de creciente interés estratégico y económico en el territorio danés. Foto: AP

Estados Unidos abrió un consulado en Groenlandia en 1940 después que los nazis ocuparon Dinamarca. Fue cerrado en 1953. El nuevo consulado sería abierto el próximo año en la capital de la isla, un territorio semiautónomo.

El Departamento de Estado dijo que ya ha asignado a un representante para asuntos groenlandeses que trabaja fuera de la embajada estadounidense en Copenhague. Ahora tiene planeado contratar personal local en Groenlandia para fin de año o poco después. En última instancia, prevé una plantilla de siete personas en el consulado para 2020.

Expertos dicen que aumentar la presencia estadounidense en Groenlandia no está injustificada, a pesar de la inoportuna propuesta de Trump de comprar ese territorio.

Groenlandia está situada en una región geográficamente importante y podría tener ricos yacimientos de gas natural y de tierras raras. Estados Unidos, Rusia, China y otras potencias han mostrado interés en ese territorio.

En abril, el presidente ruso Vladimir Putin presentó un programa para reafirmar la presencia de su país en el Ártico, incluidas acciones para construir puertos y demás infraestructura, y ampliar su actual flota de rompehielos. Rusia pretende reivindicar sus derechos en la región que se cree posee una cuarta parte de las reservas no descubiertas de petróleo y gas en la Tierra.

China considera a Groenlandia una posible fuente de tierras raras y otros recursos, así como un lugar para instalar un puerto a fin de navegar por el Ártico hacia la costa este de Estados Unidos.