Permiten. Una corte federal en Nueva Orleans se dio a la tarea de analizar dicha apelación. / AP
La ley, aprobada por la legislatura texana a mediados de año, fue impugnada por los gobiernos de varios municipios

NUEVA ORLEANS.- Una corte federal de apelaciones en Nueva Orleans se dispuso a escuchar argumentos sobre una ley de Texas que reprime las llamadas “ciudades santuario”.

La ley, aprobada por la legislatura texana a mediados de año, fue impugnada por los gobiernos de varios municipios y promotores de los derechos civiles.

La norma obliga a las policías locales a acatar los pedidos de la agencia federal de inmigración de detener a personas que pudieran ser deportadas.

Los impugnadores se presentaron ante la Corte de Apelaciones del 5to Circuito para pedir que se bloquee la aplicación de la norma mientras continúa el proceso judicial. 

Funcionarios de Texas presentarán en próximos días sus argumentos a favor de la aplicación inmediata de la ley.

La ley también permite interrogar a una persona acerca de su estatus inmigratorio durante procedimientos de rutina tales como infracciones de tránsito

Castiga el desacato de agentes del orden a los pedidos de detención federales con el despido.