Apple informó que lanzará en primavera su nuevo control de privacidad con el que busca impedir que las apps del iPhone registren en secreto los movimientos de la gente.

Apple anunció el jueves que lanzará en primavera su nuevo control de privacidad para impedir que las apps del iPhone registren en secreto los movimientos de la gente. La demora en la actualización ya prevista aspira a contentar a Facebook y otros servicios digitales que dependen de esos datos de ubicación para ayudar a vender anuncios.

Aunque Apple no dio una fecha específica, señaló que la esperada función “Transparencia de rastreo de apps” formará parte de una actualización de software a lanzar a finales de marzo o en abril, según el calendario orientativo.

La compañía había planificado en principio una salvaguarda para septiembre, pero la aplazó a principios de este año tras una protesta liderada por Facebook.

Apple dio un aplazamiento para que Facebook y otras compañías pudieran adaptarse a una función que requerirá que los usuarios de iPhone den su consentimiento expreso a que se registren sus desplazamientos. Los analistas esperan que un número significativo de usuarios niegue ese permiso en cuanto sea posible. Ahora, los usuarios a menudo se ven rastreado por aplicaciones que instalan sin que la configuración de su celular les permita impedir que registren su ubicación.

Facebook redobló el mes pasado los ataques al control de privacidad de Apple en una serie de anuncios a página entera en The New York Times, The Wall Street Journal y otros diarios nacionales. La campaña sugería que algunos servicios digitales gratuitos podrían verse limitados si no podían recopilar información personal para ajustar la publicidad. El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, puso en duda los motivos de Apple para hacer los cambios, señalando que el fabricante de iPhone tiene “todos los incentivos” para utilizar su plataforma móvil para interferir con rivales a su aplicación de mensajería.

Puede que Apple diga que hace esto para ayudar a la gente, pero los cambios claramente encajan con sus intereses competitivos”, dijo Zuckerberg.

Google, que también depende de los datos personales para alimentar la red de publicidad más grande de internet, no se ha sumado a Facebook en sus críticas a los próximos controles de Apple. Google se beneficia de ser el buscador por defecto del iPhone, una codiciada posición por la que Apple paga entre 9,000 millones y 12,000 millones de dólares al año.

Sin embargo, Google advirtió el miércoles en un post que los nuevos controles de Apple tendrán un efecto considerable en los ingresos publicitarios generados por los iPhone en su red digital. Google señaló que “un puñado” de sus apps para iPhone se verían afectadas por los nuevos requisitos, aunque no identificó cuáles.

Seguimos comprometidos con preservar un ecosistema abierto y floreciente en el que la gente pueda acceder a una amplia gama de contenido basado en anuncios con la confianza de que se respetan sus decisiones y su privacidad”, escribió Christophe Combette, director de producto de Google Ads.

Apple también publicó un reporte de 11 páginas para explicar cuánto pueden aprender las apps sobre sus usuarios en su vida diaria.