AP
Los bomberos pasaban apuros para contener y extinguir las llamas mientras las autoridades de algunos lugares les daban a los residentes apenas algunos minutos para evacuar sus casas

WASHINGTON, EU.- Fuertes vientos con ráfagas de hasta 80 km/h avivaron ayer decenas de incendios forestales de magnitudes catastróficas en una extensa zona de los estados de Washington y Oregon que rara vez experimentan una actividad tan intensa de conflagraciones debido al clima templado y húmedo del Pacífico noroeste de Estados Unidos. La gobernadora de Oregon, Kate Brown, informó que cientos de residencias han sido destruidas.

Los bomberos pasaban apuros para contener y extinguir las llamas mientras las autoridades de algunos lugares les daban a los residentes apenas algunos minutos para evacuar sus casas. Los incendios atraparon a algunos bomberos y civiles en Oregon y destruyeron por completo una pequeña comunidad del este de Washington.

Situación similar se vive en California donde arden más de cuarenta incendios, veinte de ellos catalogados por las autoridades de “grandes fuegos”. En total, más de 7 mil 600 incendios se han registrado en California, desde que comenzó el año y hasta septiembre; más de 930 mil hectáreas han sido calcinadas, según los últimos datos de la oficina del gobernador del estado dorado, Gavin Newsom. (Con información de AP y EFE)