Especial
La entrada es gratuita y se puede separar el lugar a través de la app Pasaporte NL o bien acudiendo al lugar

Monterrey, Nuevo León.- Después de que ya avanzó a un 90 por ciento la búsqueda de fosas clandestinas en el extinto Penal del Topo Chico, éste finalmente abrirá sus puertas para ser visitado por la ciudadanía, a partir de este viernes.

El gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón y el subsecretario de Turismo, Miguel Ángel Cantú detallaron los pormenores de las visitas guiadas que se realizarán al antiguo centro penitenciario, que cerró sus puertas el pasado 30 de septiembre.

Existe gran expectación de la ciudadanía por conocer el interior del lugar, considerado en su momento como el penal más violento del país. En 1980 un motín cobró la vida de su entonces director Alfonso Domene Flor Millán y en febrero del 2016, un enfrentamiento entre grupos rivales dejó un saldo de 49 internos muertos y 12 heridos.

El mandatario estatal dijo que la idea es que la gente asista y advirtió que es un lugar seguro.

“No vamos a tener riesgos, vamos a tener aquí servicio médico y va a haber gente de salud”, comentó el mandatario estatal.

Añadió que las visitas guiadas son para personas mayores de 18 años, en un horario de 10 a 16:00 horas, de miércoles a domingo.

La entrada es gratuita y se puede separar el lugar a través de la app Pasaporte NL o bien acudiendo al lugar.

El jefe del ejecutivo estatal indicó que se decidieron ya permitir las visitas, que se extenderán hasta el próximo 15 de diciembre, porque ya avanzaron en un 90 por ciento los trabajos de la búsqueda de fosas clandestinas.

El Bronco dijo que no se encontró nada irregular al menos no nada de lo que se estaba buscando, es decir, restos humanos.

Cantú indicó que serán 12 áreas las que podrán ser visitadas. Se tendrá acceso a los ambulatorios, pero no al interior de las celdas.

El Penal del Topo Chico fue cerrado como parte del proceso de reingeniería del sistema penitenciario. Fue inauguardo en 1943 por el general Bonifacio Salinas, inicialmente se contempló para 600 reos y en los momentos más álgidos de inseguridad en el estado, llegó a tener más de 6 mil.

El gobernador estatal adelantó que para enero inician los trabajos del Parque Libertad que estará instalado en lo donde todavía está el inmueble que albergaba al desaparecido centro penitenciario.