Foto: Archivo
El Mandatario anuncia programa con el que se federalizará la atención en dos años; presenta una inversión inicial de $115 mil millones; y el presidente abre puerta para la muerte asistida

MÉRIDA, YUC.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, firmó ayer el acuerdo para garantizar el derecho de acceso a los servicios de salud y medicamentos gratuitos de la población sin seguridad social, con el cual el gobierno federal arrebata todo el sistema de salud de los estados.

Acompañado del secretario de Salud, Jorge Alcocer; y el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, el titular del Ejecutivo federal detalló que este día inicia el proceso de federalización de servicios de salud con una inversión inicial de 115 mil millones de pesos.

El acuerdo fue firmado por los gobernadores de los estados de Guerrero, Héctor Astudillo; de Oaxaca, Alejandro Murat; Veracruz, Cuitláhuac García; Tabasco, Arturo Núñez; Chiapas, Rutilio Escandón; Campeche, Alejandro Moreno; Yucatán, Mauricio Vila y de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Los servicios de salud se van a federalizar, de principio, en esos ocho estados, pero cada seis meses se van a incorporar ocho estados más, de modo que este año es para 16 estados, el año próximo otros 16 para que en dos años se tenga un nuevo sistema de salud pública.

El convenio significa que los estados trasladan los servicios de salud a la federación, es decir se va a hacer cargo el gobierno federal de todo el sistema de salud.
Hasta ayer se desconocía cuándo sería que Coahuila, dentro de este plazo de dos años, se integre. 

En la entidad ha habido quejas por el desabasto de medicamentos, así como la atención en algunas unidades médicas; por ello, el Gobierno del Estado anunció una reingeniería para abatir deficiencias.

 

 

CONCENTRARÁ PRESUPUESTO Y LICITACIONES

El presidente Andrés Manuel López Obrador abrió la puerta para que se lleve a la práctica el bien morir o la muerte asistida en dicho sector. 

“Cómo el tema de desahuciar cuando se llega a una realidad triste de que no hay opciones, no hay alternativas, no es decir ‘a ver ya llevénse al paciente a su casa’, por qué no implementamos algo para el bien morir, por qué no la asistencia. Todo eso no está considerado en la atención a la salud, entonces son cuestiones muy importantes que tenemos que resolver entre todos”, declaró. 

¿Qué implica este cambio?

- El Gobierno federal coordinará todas las instancias de atención, es decir, tendrá control sobre las instancias estatales.
- Los estados que ya firmaron, tendrán nuevos esquemas legales y de operación para transferir funciones. 

- Se contará con un Sistema de Salud Primaria que será responsable de la detección oportuna de las enfermedades.

- Habrá una coordinación a urgencias reales que impliquen riesgo de muerte.
-Se hará una planeación estratégica de la nueva infraestructura de salud.