Fotos: Secretaría de Salud
La dosis fueron distribuidas 5 mil 989 para el Municipio de Francisco I. Madero; 5 mil 470 para Parras de la Fuente; 3 mil 95 para Castaños y 2 mil 935 para San Buenaventura

Procedentes de Nuevo León, este el mediodía de este martes, arribaron al 69 Batallón de Saltillo 12 mil 675 vacunas de Pfizer, así lo dio a conocer la Secretaría de Salud, aunque hasta el momento desconocen su distribución.

El pasado fin de semana, el Gobierno de Coahuila recibió un total de 17 mil 480 dosis de la vacuna SINOVAC contra el Covid-19 en el aeropuerto de Torreón para constatar la llegada de este biológico.

La dosis fueron distribuidas 5 mil 989 para el Municipio de Francisco I. Madero; 5 mil 470 para Parras de la Fuente; 3 mil 95 para Castaños y 2 mil 935 para San Buenaventura.

Al respecto el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís apuntó que a Coahuila han llegado 105 mil dosis de biológicos de tres farmacéuticas diferentes, AstraZeneca y Pfizer, de las cuales han sido aplicadas 86 mil aplicadas, lo que representa un avance 83 por ciento.

Asimismo, indicó que 44 mil dosis se han destinado para inmunizar a adultos mayores, de las cuales se han aplicado el 74.1 por ciento, es decir, 33 mil 750 vacunas. El resto se han aplicado al personal médico que se encuentra en la primera línea de atención contra el Covid-19 teniendo un avance del 88.6 por ciento.

El gobernador descartó que en la entidad se hayan registrado casos similares, a lo ocurrido en Nuevo León, donde se regresó un lote de vacunas, al no cumplirse las especificaciones de refrigeración.

“Todas las vacunas anti-Covid que han llegado a Coahuila han cumplido con las especificaciones de refrigeración, de lo contrario se hubieran regresado y se daría a conocer a la opinión pública”,  indicó.

Por otra parte, el mandatario aseguró que en la entidad, los casos de contagio a baja se deben a la estrategia implementada por su administración, asegurando no haber disminuido el número de primas realizadas por día. 

Aseguró que se mantiene la demanda de pruebas en los laboratorios de biología molecular y los de los hospitales privados, pese a que el número de casos positivos sigue a la baja.

“Considero que una buena estrategia es el seguimiento que hacen los rastreadores de la salud, quienes se encargan de ubicar a las personas que han sido contagiadas y con quienes hayan tenido contacto, lo que ha permitido disminuir los casos positivos”, concluyó.