Gerardo Garza Melo, titular de la Segu.
No obstante, actualmente se encuentran en construcción varios fraccionamientos residenciales en la mencionada zona
Esos terrenos no tienen prácticamente valor porque están considerados como de riesgo”.
Gerardo Garza Melo, titular de la Segu.

Las colonias que rodean el cauce del Arroyo del Cuatro, al norte de la ciudad de Saltillo, están consideradas dentro de una zona de alto riesgo de inundación, por lo que en el área debe impedirse que continúen construyéndose nuevos desarrollos habitacionales. 

Atlas de Riesgo: Arroyos en Saltillo
Desde 2013 ha presentado problemas.

Así lo dijo el secretario de Gestión Urbana, Agua y Ordenamiento Territorial, Gerardo Garza Melo, al hablar sobre el proyecto de canalización de este afluente que tiene años detenido por la falta de anuencia de los vecinos.  

“Hoy esos terrenos no tienen prácticamente valor porque están considerados como parques hídricos, es decir, en el atlas de riesgo están considerados como alto riesgo, entonces no se puede dar ningún permiso de construcción ni desarrollo habitacional ahí en esa parte”, manifestó. 

 

Por negligencia de constructora, arroyo Ceballos sigue siendo un peligro para vecinos

No obstante, actualmente se encuentran en construcción varios fraccionamientos residenciales en la mencionada zona, así como en proceso de edificación locales para negocios y servicios diversos. 

Gerardo Garza consideró que las familias que se verían afectadas con el proyecto de canalización del arroyo del Cuatro deben acceder a vender sus propiedades, incluso cederlas sin ninguna condicionante, porque de otra forma el área ya no tiene ningún valor. 

“El tema es que el Ayuntamiento necesita presentar la liberación de los predios en Conagua (Comisión Nacional del Agua) para que Conagua pueda bajar los recursos al Gobierno del Estado para que se empiece a ejecutar la obra (…).

Son alrededor de 25 familias, unas que se afectan más que otras, pero a final de cuentas es un beneficio para ellos y para toda la zona”, dijo.  

Garza Melo afirmó que a pesar del tiempo que el Municipio ha tardado en liberar estas propiedades, y aun cuando a la fecha no ha hecho ninguna solicitud de crédito para saldar los 70 millones de pesos en indemnizaciones, el recurso para la canalización del cauce sigue disponible. 

La inversión es federal y forma parte de un compromiso presidencial. La obra tendría un costo de 250 millones de pesos aproximadamente, incluyendo 2 puentes vehiculares, pero sin contar los 70 millones de pesos que el Municipio informó hace varios meses se requieren para pagar a las familias afectadas.