Especial
Aquí todos sabemos que tomar agua con arsénico es peligroso, se necesita una importante inversión en plantas potabilizadoras, es un tema de salud que se asocia al consumo de arsénico con enfermedades como el cáncer

Torreón, Coahuila. -  El presidente de la Comisión de Agua del Cabildo de Torreón, Esteban Soto Durán, dijo que exigirá se revise la calidad del agua potable en las llaves de diferentes colonias, luego de que el Simas diera a conocer que 34 pozos están fuera de la Norma Oficial Mexicana, en cuanto a concentraciones de arsénico en el agua.

De acuerdo a los resultados de la primera evaluación 2019 de arsénico y plomo en pozos y tanques que abastecen a la ciudad de Torreón, 27 de 80 norias se encuentran fuera de norma, relación que se puede consultar en la dirección http://www2.icai.org.mx/ipo/archives/77/46316528-METALESPESADOS.pdf.

Explicó el regidor que pedirá cuentas al sistema operador, “porque aquí no vamos a esconder nada a la ciudadanía, yo tenía conocimiento de que eran 18 pozos los que rebasan la norma, pero no, hay que tomar las medidas, es un tema que todos preocupa”.

Consideró se debe informar a la población periódicamente sobre el contenido del tóxico en el agua e implementar un plan de vigilancia serio, sobre el problema a nivel regional.

Tampoco recomienda mezclar el agua de los distintos pozos para así equilibrar los niveles del veneno, sino que son necesarias las plantas potabilizadoras que estudia construir en el río Nazas el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Entrevistado por separado, el ambientalista, Francisco Valdés Pérezgazga, dijo que, de acuerdo al mismo análisis de la calidad del agua, 12 de los 41 tanques de almacenamiento que están en operación, sobrepasan nos niveles de arsénico permitidos.

Mencionó que el Simas mide el arsénico dos veces al año e informó que tres de pozos que cuentan con filtros anti arsénico están enviando agua a la red por encima de la norma que determina un nivel tolerado para agua potable que es de .025 miligramos por litro.

Señaló que el abatimiento progresivo del acuífero principal de la región ha derivado en que pozos que anteriormente cumplían con el Límite Máximo Permitido de arsénico, ahora tengan valores por arriba a lo establecido en la Norma Oficial Mexicana.

Mostró ahora cómo se extrae el agua a mayor profundidad y cómo los metales pesados que se sedimentan, incrementan los niveles de arsénico, al grado que la ciudadanía ya está acostumbrada incluso a comprar agua embotellada para tomar.

El ambientalista reconoció que la Norma Oficial Mexicana no es garantía de que la calidad del agua sea buena, puesto que es de 0.025 miligramos de arsénico por litro de agua, cuando la recomendada por la Organización Mundial de la Salud es de 0.010 miligramos por cada litro de agua.

“Aquí todos sabemos que tomar agua con arsénico es peligroso, se necesita una importante inversión en plantas potabilizadoras, es un tema de salud que se asocia al consumo de arsénico con enfermedades como el cáncer”, insistió.