En el festival de lecturas "Leyendo sin energía atómica" estuvo, entre otros, la hermana del ex presidente estadounidense Barack Obama, Auma Obama. Foto: www.welt.de
Antes de la lectura habló la italiana Haidi Giuliani, la madre de Carlo Giuliani, quien murió después de haber recibido un disparo de la policía en las protestas contra la cumbre del G8 en 2001 en Génova.
Las personas más pobres del mundo ganan menos de dos dólares por día. No podemos permitir que se siga profundizando esa brecha"...
Renan Demirkan, actriz

Varios artistas y activistas enviaron hoy un mensaje de protesta previo a la cumbre del G20 en un evento literario celebrado en la ciudad alemana de Hamburgo en el que también hubo música.

"Llamamos a todos los residentes a no dejar su ciudad a (merced del) G20 y a participar en las diversas protestas", dijo uno de los organizadores.

En el festival de lecturas "Leyendo sin energía atómica" estuvo, entre otros, la hermana del ex presidente estadounidense Barack Obama, Auma Obama.

En la pequeña sala se leyeron pasajes de las obras "¡Indignaos!" y "¡Comprometeos" de Stéphane Hessel, que inspiraron a varios movimientos de protestas a lo largo del mundo, como los "indignados" de España.

En el manifiesto de Hessel, publicado en 2010, el militante francés y diplomático de la ONU criticó diversos acontecimiento políticos de ese entonces, especialmente la crisis financiera y sus consecuencias y llamó a la resistencia.

"Las personas más pobres del mundo ganan menos de dos dólares por día. No podemos permitir que se siga profundizando esa brecha", leyó la actriz Renan Demirkan.

Antes de la lectura habló la italiana Haidi Giuliani, la madre de Carlo Giuliani, quien murió después de haber recibido un disparo de la policía en las protestas contra la cumbre del G8 en 2001 en Génova.

"Me parecía normal que mi hijo participara en un evento de ese tipo", señaló la mujer, y recordó que hasta el momento no fueron totalmente esclarecidas las circunstancias en las que se produjo la muerte de su hijo.

Al final del evento cantaron Konstantin Wecker, el grupo de hip hop Die Beginner y el rapero Samy Deluxe. "No quiero estresarme, soy un pacifista. Sólo quiero que Donald Trump se vaya de mi ciudad", indicó el rapero.

Los participantes del festival se trasladaron luego de forma pacífica hasta la sede de la cumbre que reunirá el viernes y sábado a los líderes del G20, ubicada a unos 200 metros del lugar.