El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez
La gente debe tener la certeza que si el escenario se deteriora “vamos a tener listas algunas otras medidas”, dijo en entrevista televisiva

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez, no descartó la posibilidad de instrumentar un plan de incentivos fiscales en caso de un mayor deterioro de las condiciones económicas del país a causa de la pandemia de COVID-19.

En entrevista televisiva, recordó que, para hacer frente al impacto económico de esta contingencia sanitaria, el Gobierno federal adelantó 40 mil millones de pesos en pagos asociados a los programas sociales.

Ratificó que en los próximos días destinará además alrededor de 25 mil millones de pesos en un millón de crédito para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), de los cuales, 12 mil 500 millones de pesos van a ir al sector informal.

“Estamos hablando de estéticas, de pequeños talleres, talleres de costura, misceláneas, pequeños restaurantes, etcétera. Hacia ellos va, es donde va a ser dirigido, estamos logrando un acuerdo con tres bancos, de tal forma que lo podamos dispersar de manera muy ágil”, expuso.

Cuestionado sí existe la posibilidad de que haya un plan de que haya un plan de incentivos fiscales, el encargado de las finanzas públicas dijo: “Si las condiciones cambian, los apoyos tendrán que ser distintos”.

La gente debe tener la certeza, agregó, que si el escenario se deteriora “vamos a tener listas algunas otras medidas”.

“La gente tiene que saber que nosotros estamos atendiendo estos temas y que somos sensibles a sus necesidades y que, si las cosas se ponen más difíciles, nosotros encontraremos los instrumentos para responderle”, anticipó.

En cuanto al plan alterno del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para apoyar a las Pymes y proteger el empleo, apuntó que las autoridades están estudiando todas las propuestas que se presentan para aminorar el impacto económico del Covid-19, por lo cual algunos elementos de este proyecto del sector privado “puede estar pensados para alguna u otra fase si es que fuera necesario”.

La postura de la Secretaría de Hacienda, precisó su titular, es dar seguimiento sectorialmente y tener listas una serie de medidas para cada uno de los eventos que se presenten a causa de la pandemia, como el cierre de establecimiento y la disminución de la oferta y la demanda.

“Pero no nos queremos adelantar, el Presidente tiene una idea muy clara y nosotros estamos proveyéndolo a él de los instrumentos para lo que quiera implementar en este escenario, pero lo que el auditorio puede tener la certeza es que si el escenario se deteriora vamos a tener listas algunas otras medidas”, añadió Herrera Gutiérrez.

¿Reaparece tras castigo de AMLO?

Según medios, desde hace días se manejaba la renuncia del secretario de Hacienda, esto sería porque al presidente no le gustó su plan económico ante la contingencia por el coronavirus, el cual sería muy parecido al de la iniciativa privada.

A finales de la semana pasada, el presidente de México dijo que no estaba de acuerdo con las estimaciones de su secretario de Hacienda, quien prevé una contracción de hasta 3.9% para este año. López Obrador tenía otras cifras. 

Apenas el lunes 7 de abril, desde su conferencia mañanera, volvió a corregirle la plana a su subordinado: enfático, aclaró que esta semana no se darán a conocer “detalles de diversos programas de crédito, a través de los cuales se va a apoyar a la micro y pequeña empresa”, como anunció Herrera en redes sociales, el viernes 3 de abril.

La promesa del comandante de las finanzas nacionales sigue ahí, en su cuenta de Twitter, acumulando miles de Me Gusta, Retweets y Comentarios. Luego de ello no ha vuelto a emitir opinión alguna a través de la red social que abrió en cuanto lo nombraron secretario de Hacienda.

¿Y dónde estaba Arturo Herrera?

“Castigado por AMLO, los conservadores lo tripularon”, afirma un asesor del gabinete económico. El error de Herrera fue “dejarse convencer por los empresarios” de la necesidad de lanzar un proyecto de apoyo a las pequeñas y medianas empresas “más profundo” que el de López Obrador, comentan desde Palacio Nacional. El secretario de Hacienda también se había mostrado “sensible” a la opción de contratar más deuda, entre otros asuntos que permean la agenda de la iniciativa privada.

Las “coincidencias” entre los planes de Herrera y el sector privado le parecieron una especie de “caballo de troya” dentro de su estrategia “antineoliberal” para hacerle frente a la “coronacrisis”, que consiste en apoyos directos a través de programas sociales ya existentes, más un programa emergente para salvar a comerciantes modestos, según EMEEQUIS.

Pese a todo, Herrera ayer reapareció, dando una entrevista, por lo que aún sigue siendo el secretario de Hacienda.

Con información de EMEEQUIS