Foto: Archivo
El imputado de 24 años de edad forma parte de la banda “Los Catrines” que tiene atemorizados a los habitantes de las colonias Federico Berrueto Ramón, Vicente Guerrero, Lomas Verdes, Lomas de Lourdes y Miguel Hidalgo

Luis Daniel Zúñiga Segovia, “El Quemas”, fue asegurado por elementos de la Policía Municipal cuando se encontraba bebiendo cerveza en la vía pública y tenía pendiente con la ley un homicidio que cometió en el año pasado en la colonia Miguel Hidalgo. 

El imputado de 24 años de edad forma parte de la banda “Los Catrines” que tiene atemorizados a los habitantes de las colonias Federico Berrueto Ramón, Vicente Guerrero, Lomas Verdes, Lomas de Lourdes y Miguel Hidalgo. 

Ayer por la mañana, el imputado fue llevado al Centro de Justicia Penal, donde se le programó la audiencia inicial por el delito de homicidio simple doloso. 

 

Antes de que el juez diera inicio a la audiencia, el imputado reveló ante su abogado defensor ser responsable de la muerte de José Antonio Pérez García, quien tenía 44 años, homicidio registrado la madrugada del pasado 2 de octubre en el cruce de las calles 15 y 56 de la colonia Miguel Hidalgo. 

Luis Daniel recordó que él, junto con sus amigos, iban en busca de la pandilla rival que minutos antes acudió a buscarles pleito, y aseguró que en eso salió José Antonio armado con un machete y empezó a agredirlos pues creía que agredían a su hijo. 

 

“Yo al señor (José Antonio) no lo conocía y el pleito no era con él, salió de su casa con un machete y nos empezó a agredir, a mí me dio en la cabeza; le pegamos entre todos”, dijo. 

Posteriormente, su abogado le dijo que no declarara, que aportarán pruebas a su favor, por lo que solicitó ante la juez Silvia Castañeda el plazo de 144 horas para celebrar la segunda audiencia de vinculación a proceso, la cual se efectuará el próximo jueves. 

 

ES DE FAMILIA... 
Luis Daniel es primo hermano de José Guadalupe Sánchez Segovia, “El Madullo”, quien a los 17 años empezó su carrera delictiva. En el año 2002, el primer delito en que se involucró fue un ataque sexual que cometió contra una joven discapacitada de 16 años. 

Asimismo, en noviembre de 2003, en el Arroyo Las Víboras que une a las colonias Lomas de Lourdes, Lomas Verdes, Federico Berrueto y Vicente Guerrero, José habría atacado sexualmente de una estudiante del Conalep, y después la mató a puñaladas. 

 

Este crimen conmocionó a la sociedad y ciudadanos presionaron a las autoridades para que en dicho arroyo se instalaran puentes peatonales. 

Las autoridades tardaron un mes para detener a “El Madullo”, pues supuestamente había huido a la sierra. Fue internado en el penal de Saltillo; le dictaron pena máxima de 50 años de cárcel por homicidio y 9 años más por violación. 

Sin embargo, en diciembre de 2006, José fue encontrado ahorcado en su propia celda; supuestamente se suicidó por temor a represalias en su contra por 4 reos que lo buscaban. Además, en el mismo penal estaba su hermano Francisco Javier, “El Cholo”, acusado por el homicidio de un albañil.