Foto: Sandra Gómez
La asistencia de unas 60 mil personas, comentó que es emblemática dada la participación de las familias laguneras, tanto de Coahuila como de Durango

Torreón, Coahuila. -  Al participar como un fiel más en el tradicional viacrucis del Cerro de las Noas, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, dijo que junto con la sociedad ha sido partícipe, de la recuperación de la tranquilidad en la Comarca Lagunera.

La escenificación de la Pasión de Cristo, con la asistencia de unas 60 mil personas, comentó que esto es emblemático dada la participación de las familias laguneras, tanto de Coahuila como de Durango.

Es una congratulación que este tipo de eventos tenga la afluencia que hoy tiene, igual en la Procesión del Silencio, en Viesca, que además de ser un Pueblo Mágico, ha recuperado sus tradiciones y marcado una nueva manera de hacer turismo en el Estado.

Como parte de esta celebración manifestó que se reportan hoteles llenos al 90 por ciento y vuelos saturados de gente que llega y sale de vacaciones, lo que se traduce en dinamismo económico para la entidad.

En los operativos de seguridad explicó que ha habido una buena colaboración con los municipios, en Coahuila se vacaciona con tranquilidad y este año no va a ser la excepción, dado el despliegue de elementos de los tres órdenes de gobierno.

Tres helicópteros mantienen sobrevuelos en la Región Sureste, en La Laguna y en la Región Norte, que están vigilando los principales paseos y se espera un saldo blanco al término de la Semana Mayor.

En lo que se refiere al complejo turístico religioso del Cerro de las Noas, señaló que para el mes de julio se tiene como meta entregar el parque ecológico que actualmente se construye y que al igual con el Centro de Convenciones, serán dos obras significativas para La Laguna.