Alfonso Carrillo, director de Salud del Municipio.
Se incrementa en 80 por ciento el número de contagios en la Región Sureste
Solamente en la fase roja, cuando estamos en una situación crítica se piensa en regresar hacia el confinamiento nuevamente”.

En 2 semanas, del 15 al 29 de junio, la ocupación de las camas COVID-19 en la Región Sureste ha pasado de un 18 por ciento a un 27.8 por ciento, mientras que en los ventiladores ha transitado de un 7.8 por ciento a un 13.6 por ciento, de acuerdo con los informes del Subcomité Técnico COVID-19 Región Sureste.

En ese mismo periodo, en los municipios de la zona, Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga, Parras y General Cepeda, el número de contagios ha crecido en un 80 por ciento, al pasar de 271 a 477 casos en conteo realizado a las 12:00 horas del día de ayer.

En la sesión del 15 de junio, se dijo que “de acuerdo con el semáforo local que estableció el Subcomité, la situación que prevalece en la Región Sureste continúa en color verde, basado en que, actualmente hay un 18 por ciento de camas COVID-19 ocupadas y solo un 7.8 por ciento de ventiladores ocupados”.

Para el 29 de junio se comunicó que “el número de casos llegó a 477, con 47 hospitalizados (incluyendo casos sospechosos) y 6 intubados (el 13.6 por ciento de los aparatos disponibles). En ese contexto, la ocupación hospitalaria es del 27.8 por ciento, aproximándose a lo establecido como “amarillo” en el semáforo local”.

En la Región Sureste el número de camas COVID-19 es de 180, mientras que hay 74 camas con respirador.

En este contexto, Luis Alfonso Carrillo, director de Salud del Municipio de Saltillo, explicó que de acuerdo con los parámetros del Subcomité, el semáforo verde se mantiene mientras haya una ocupación del cero al 40 por ciento.

“De 40 a 60 por ciento trabajamos en amarillo y dejamos ese 60 por ciento para arriba como rojo porque nadie estaría tranquilo, a nadie le convendría estar en un hospital donde más del 60 por ciento de sus camas están ocupado”, añadió.

En caso, añadió Carrillo, de que se llegara a “saltar” a la fase de semáforo amarillo, se detendría la apertura de nuevos giros y se apretarían las medidas de prevención que se han venido tomando.

“Solamente en la fase roja, cuando estamos en una situación crítica se piensa en regresar hacia el confinamiento nuevamente”, indicó.

Cabe señalar que en su más reciente sesión, el Subcomité Técnico Regional COVID-19 Sureste acordó exhortar a la población para que atienda las medidas preventivas en esta contingencia sanitaria, ya que se han detectado que algunos grupos de ciudadanos han desatendido las indicaciones.

Se dio a conocer que la Región Sureste de Coahuila se mantiene entre las zonas con menor incidencia a nivel nacional, sin embargo, se reconoció que el número de casos positivos y hospitalizados por el COVID-19 ha ido en aumento a partir de la reactivación económica que inició en el mes de mayo.

En dicha reactivación, más de 200 mil personas se reintegraron a sus labores productivas, lo cual ha generado una mayor movilidad e incrementa las posibilidades de contagio, lo cual se pronosticó desde la apertura, se concluyó en la sesión.

AL ALZA
(Cifras del 15 al 29 de junio).

La ocupación de camas pasó de un 18 a un 27.8 por ciento.

El uso de ventiladores brincó de un 7.8 a un 13.6 por ciento.

Los casos positivos de coronavirus pasaron de 271 a 477.

Hasta el 29 de junio había 47 hospitalizados.

180 camas COVID hay en la Región Sureste

74 camas tienen respirador.

Semáforos

Verde: Se da cuando la ocupación de camas COVID es del 0 al 40 por ciento.

Amarillo: Cuando la ocupación de camas oscila entre el 40 y 60 por ciento.

Rojo: Al superar el 60 por ciento la ocupación de camas. 

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.