Archivo
Las agresiones de índole sexual hacia las mujeres representan una forma de atemorizar a comunidades enteras

En las zonas centrales de México con fuerte presencia del huachicol, las mujeres se han convertido en objetivo de la "guerra de exterminio" que libran las bandas criminales que se disputan el control del robo de combustible, similar a la lucha entre cárteles del narcotráfico o un conflicto armado, afirma María Salguero Bañuelos, geofísica del IPN y autora de un mapa interactivo que detalla el aumento de este fenómeno delictivo.

Las agresiones de índole sexual hacia las mujeres, dijo la también consultora de la ONU, representan una forma de atemorizar a comunidades enteras. "Se daña al enemigo asesinando a las mujeres cercanas a él, son vistas como una pertenencia", indica.