Archivo
Desde el martes pasado se cumplió el requisito de que al menos 17 legislaturas locales aprobaran la minuta para su promulgación

Con el voto en contra del grupo parlamentario del PAN, el Congreso del Estado aprobó por mayoría la minuta de la reforma educativa, al considerar que su contenido responde a la necesidad de fortalecer el sistema educativo de calidad en México.

El pleno del Congreso local aprobó, con 15 votos a favor y nueve en contra, diversas modificaciones a la Constitución Política de México, mismas que previamente fueron avaladas por la Cámara de Diputados y el Senado de la República y que ahora están en poder de los congresos estatales para su promulgación, lo que ya se podrá dar, pues más de 17 legislaturas locales ya cumplieron el trámite.

Tras revisar el contenido de la minuta, que entre otras cosas elimina la evaluación docente, las comisiones de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia y de Educación, Cultura, Familias y Actividades Cívicas del Congreso del Estado, consideraron procedente el contenido de la reforma educativa.

“Observamos que responde a la necesidad de fortalecer el sistema educativo y la educación de calidad en México, y que en la misma se han incorporado importantes conceptos de derechos humanos que harán que la educación que se imparta en nuestro país, sea congruente con los compromisos internacionales contraídos”, consideraron las comisiones dictaminadoras.

También consideraron que el punto toral del proyecto recae en la modificación del enfoque sancionatorio con el que se realiza la evaluación magisterial, que ahora dependerá de un sistema de mejora continua que asegure a los docentes un desarrollo profesional que incida en la evaluación de sus ingresos y promociones.

Los nueve diputados del PAN en el Congreso local votaron en contra de la reforma, pues consideraron que la modificación de los transitorios de la misma, permitirá el uso discrecional de recursos y de plazas por parte de los sindicatos. 

“Luego de revisar el dictamen, vemos un retroceso, nos hace mucho ruido que fue una iniciativa, con reformas considerables, cambios importantes y no se discutió lo suficiente, no fue ampliamente analizada y se autorizó al vapor”, señaló el diputado Gerardo Aguado Gómez.

Desde el martes pasado se cumplió el requisito de que al menos 17 legislaturas locales aprobaran la minuta para su promulgación, por lo que Coahuila se suma a la lista de entidades que ya dieron su aval.