Nora Eugenia Escobar, encargada del INM. / Archivo
La aduana de Ciudad Acuña es la que registra mayor actividad

En un 50 por ciento disminuyó la deportación de los connacionales, de los Estados Unidos hacia México, por las aduanas de Ciudad Acuña y Piedras Negras, informó Nora Eugenia Escobar.

La encargada de la delegación federal del Instituto Nacional de Migración, agregó que lo anterior se deriva porque en 2016 se deportaron a 30 mil connacionales de los Estados Unidos por las aduanas de Ciudad Acuña y Piedras Negras Coahuila y en 2017 fueron 16 mil 500.

La delegación federal del INM auxilió a los connacionales en cuanto a la atención de la salud y estancia, así como para que abordaran un autobus que los llevó a su lugar de origen, expresó.

Consideró que el mayor flujo de deportaciones con 14 mil 500 fue por la frontera de Ciudad Acuña y 2 mil por la frontera de Piedras Negras.

“Esto depende del Gobierno de los Estados Unidos, nosotros estamos preparados para recibir a los connacionales por las fronteras de Ciudad Acuña y Piedras Negras, Coahuila, pero el lugar por el que se deporta a las personas depende del Gobierno del vecino país del norte.

“Cuando recibimos a los conacionales en la frontera ya sea en Ciudad Acuña como en Piedras Negras, lo primero que realizamos es verificar que se encuentren bien de salud, y en caso contrario se les conduce a una institución para que reciban la atención médica que requieran.

“Además se les proporciona el Seguro Popular para que cuando menos por seis meses cuenten con la asistencia médica, de asi requerirla, tanto para ellos como para sus familiares, aunque estos últimos vivan en México o también hayan sido deportados”, explicó.

Nora Eugenia Escobar destacó que la Cancillería, es decir la Secretaría de Relaciones Exteriores los apoya, en el caso por ejemplo de que los indocumentados fueran asegurados en un centro comercial y no hayan podido regresar a su domilicio para recoger sus bienes.

VALIDAN ESTUDIOS
Asimismo, agregó que los jóvenes que hayan realizado estudios en las universidades de los Estados Unidos y no pudieron obtener una constancia, la Secretaría de Relaciones Exteriores los apoya para que obtengan los certificados y sean reconocidos por las autoridades educativas de México.

Incluso además que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a través del Servicio Nacional del Empleo los auxilia para que se incorporen a la fuerza laboral en México, de acuerdo con la preparación académica, técnica y experiencia que tengan en el área laboral, afirmó.